William Bidwell fue dueño único de los Cardinales de Arizona desde 1972, falleció a la edad de 88 años.

El equipo de los Cardinales de Arizona, de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), informó a través de sus redes sociales, que el dueño de la franquicia, William Bidwell, falleció a la edad de 88 años.

Bidwell fue dueño único de los Cardinales desde 1972, tras comprar la porción de su hermano Charles Jr., con quien previamente había heredado el equipo de su madre, Violet Bidwell, en 1962.

Su padre, Charles Bidwell, adquirió originalmente al equipo, conocido entonces como los Cardinales de Chicago, en 1933.

Bajo la familia Bidwell, el equipo se mudó de Chicago a San Luis, en 1960, y luego a Phoenix, en 1988.

Dos de los cinco hijos de Bidwell, Michael y Charles Jr., sirven como presidente y vicepresidente del equipo, actualmente, encargándose desde hace algunos años de las operaciones del día a día de la franquicia.

El equipo de los Cardinales de Arizona, de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), informó a través de sus redes sociales, que el dueño de la franquicia, William Bidwell, falleció a la edad de 88 años. Foto: AP

La esposa de Bidwell, Nancy, falleció en el 2016. Además de sus cinco hijos, le sobreviven 10 nietos y un bisnieto.

Bidwell fue conocido, entre otras cosas, por brindar oportunidades a empleados minoritarios a los que siempre apoyo.

En el 2004, promovió a Rod Graves como gerente general y designó a Dennis Green como entrenador en jefe, convirtiendo a los Cardinals en la primera franquicia en contar con afroamericanos en ambos puestos al mismo tiempo.

"Nuestro padre falleció del mismo modo en que vivió su vida: en paz, con gracia, dignidad, y rodeado de familia y seres amados", escribió su hijo Michael en un comunicado emitido por el equipo.

Además de sentirse toda la familia "horada" por el apoyo moral que habían recibido tras conocerse el fallecimiento de su padre.

"Estamos abrumados por el apoyo que ha recibido nuestra familia, no solamente ahora, pero también a lo largo del último capítulo de su vida. Estamos especialmente agradecidos con las enfermeras, médicos y otros cuidadores cuya amabilidad y compasión sin fin en años recientes hizo tan significativa la vida de mi padre", destacó Michael en su comunicado.

Además también alabó la figura de su padre como la de un hombre de principios, dignidad y que siempre tuvo al deporte del fútbol americano como su gran pasión.

"Por sobre todo lo demás, lo recordaremos como un hombre devoto a los tres pilares centrales de su vida: su inmensa fe, su amor por la familia, y su pasión por los Cardinales y el deporte del fútbol americano".

Los Cardinales en la presente temporada todavía no conocen la victoria después de haberse disputado las primeras cuatro semanas con marca de tres derrotas y un empate.