Wing, una subsidiaria de Alphabe utilizó drones para entregar galletas de las Girl Scouts en la ciudad de Christiansburg, Virginia (E) en donde se convirtió en un campo de pruebas para drones de reparto comercial operados por Wing.

Una filial de Google está utilizando drones para entregar galletas de las Girl Scouts en una comunidad de Virginia.

La ciudad de Christiansburg fue un campo de pruebas para drones de reparto comercial operados por Wing, una subsidiaria de Alphabet, la empresa matriz de Google.

Ahora, la compañía está agregando las galletas emblemáticas a las ofertas más mundanas de las farmacias y los paquetes de FedEx, así como ha hecho ya con pasteles, tacos y cafés fríos que ha estado llevando desde 2019 a un área poblada escasamente de subdivisiones residenciales.

Wing dijo que comenzó a hablar con las tropas locales de Girl Scouts porque les ha costado más vender sus galletas durante la pandemia.

También es el más reciente intento de generar entusiasmo público por las entregas con drones mientras Wing compite contra Amazon, Walmart, UPS y otros para superar los muchos desafíos técnicos y regulatorios para entregar paquetes por vía aérea.

las Girl Scouts Alice Goerlich y Gracie Walker posando con un dron para entregar las galletas que venden en Christiansburg, Virginia. Foto: AP/Wing LLC

Los funcionarios federales comenzaron a implementar nuevas reglas a principios de abril que permitirán a los operadores volar pequeños drones sobre las personas y por la noche, lo que podría impulsar su uso comercial. Los robots aéreos deberán estar equipados para que las autoridades los puedan identificar de forma remota.

El dron Wing de casi 5 kilos (10 libras) que realizó las primeras entregas en Christiansburg en el otoño de 2019 ya se encuentra en el Museo Nacional del Aire y el Espacio del Smithsonian Institution. Queda por ver si pasará a la historia como una innovación revolucionaria o un fracaso utópico.

De izquierda a derecha, Girl Scouts, Alice y Gracie posan con un contenedor de drones Wing en Christiansburg, Virginia. Foto: AP/Wing LLC

Amazon también ha trabajado en las entregas con drones durante años. En 2013, su fundador Jeff Bezos dijo en una entrevista que los drones harían las entregas en cinco años, pero ese plazo ya pasó. La compañía obtuvo en agosto de 2020 la aprobación del gobierno de Estados Unidos para entregar paquetes con drones, pero Amazon todavía los está ensayando y no ha comenzado a repartir productos a los compradores.

David Vos, un ingeniero aeroespacial que dirigió el proyecto Wing de Google hasta 2016, dijo que le sorprendió que los proyectos de entrega con drones no hayan despegado más rápidamente.

Creí que era completamente factible estar listo para 2021”, dijo Vos. Si bien Vos cree que la tecnología de drones está cada vez más cerca de ofrecer el tamaño, el peso y la potencia necesarios para transportar mercancías de forma segura en lugares poblados, opina que la industria tecnológica también necesita un cambio cultural.