La semana pasada cerró con el aniversario número 25 de la salida al mercado del gran álbum negro de Metallica acontecida el 13 de agosto de 1991 y que a partir de entonces hizo historia.

 Justo de 1991 a 1994, en medio de la pugna entre el mantenimiento del heavy metal en contraposición con el surgimiento y consolidación del grunge, uno de los grupos en boga de aquellos años fue el liderado por el reconocido músico y cantautor Trent Reznor, Nine Inch Nails, y justo también el pasado fin de semana hubo en total contraste con el anterior aniversario la triste noticia del fallecimiento del tecladista que acompañó a la banda de Reznor justo en ese período de años, James Wooley, a los 50 años de edad.

 Esto lo dio a conocer hasta mediados de semana el pasado martes 16 a través de Facebook la esposa de Woolley, Kate Van Buren, siendo la causa de la muerte desconocida hasta el momento de escribir estas líneas. En el post Van Buren se limitó a escribir de cómo conoció a Woolley en un club de Los Angeles en 1991 diciendo que “fue amor a primera vista”. También recordó los años de trabajo del tecladista con Nine Inch Nails así como lo que hizo después que incluyó el trabajar con Rob Halford, de Judas Priest, en sus trabajos alternos a la banda así como el diseño de sonido de “Los Simpson”. Descanse en paz.

 Para mediados de esta semana quien dio nota fue el ex Beatle Paul McCartney cuando se anunció que había firmado un nuevo contrato con Capitol Records, el sello discográfico que manejó las producciones de los Beatles a partir de su llegada a Norteamérica en la década de los 60 y los catapultó a ser la leyenda musical en la que se convirtieron. El nuevo contrato, que se anunció el pasado miércoles 17 por parte de Capitol, cubrirá todo un catálogo completo de McCartney como solista el cual incluye cuando menos tres docenas de álbumes así como nuevas grabaciones que planea realizar.

 “Esto es en verdad emocionante para mí”, dijo McCartney, de 74 años, en un comunicado donde además se informó que estaba trabajando en un nuevo álbum aunque su fecha de salida al mercado no fue especificada. “Capitol no sólo fue mi primer sello discográfico en los Estados Unidos sino que el primer disco que compré fue ´Be-Bop-A-Lula´, de Gene Vincent en el sello de Capitol”, refiriéndose al éxito rocanrolero de Vincent de 1956. McCartney, ya como solista a partir de la separación de los Beatles en 1970, fue cobijado por Capitol hasta que Columbia Records “le hizo ojitos” y se fue con ellos en 1979.

 Para terminar, y aterrizando en el contexto regional,  mañana de nueva cuenta la Sultana del Norte regresa a ser escenario del Festival Internacional para la Música y las Artes Hellow Fest que este año llega a su séptima edición y la cual incluye las presentaciones de Macklemore y Ryan Lewis; In Rosso; the Flaming Lips; Ludacris; Bomba Stereo; Lost Kinds; Jr Jr y otros más. La cita será una vez más en el Parque Fundidora, un lugar que ha dado cabida como el nombre de dicho festival lo define a la música y las artes, y con el cual simbólicamente cierra “con broche de oro” la temporada veraniega de este tipo de eventos que incluyen actos internacionales.

 Comentarios a: tavoneto69@yahoo.com.mx