Aplica vacunas a sampetrinos. Bueno, a los que no han "volado" a Texas por ellas

Les platico: las elecciones municipales en SPGG van a ser las más reñidas de su historia, según mi BigData -que aplica un método mucho más confiable que las encuestas convencionales, para tantearle el agua a los camotes electorales. 

 
Ya les he contado cómo funciona esa vaina del BigData, la que dos matemáticos cubanos me ayudaron a montar, para ser la primera en todo México.

En el último reporte que vi hoy -19 de marzo a las 2 de la madrugada- los momios estaban en un increíblemente "exacto estadístico" de 45% para Miguel Treviño, otro tanto para Mauricio Fernández y el restante 10% para la perrada, sin que esto sea dicho en forma peyorativa.

De los otros candidotes no me voy a ocupar aquí por razones de enfoque; "más delante ya veremos", como decía mi abuela la vidente pitonisa en tiempos electorales.

MAURICIO LE DIO LA IDEA A MIGUEL
 
Hace varios meses, en un virulento mensaje transmitido por las redes de Mauricio, la carta del PAN para volver por sus cuartos fueros al mando de San Pedro, se aventó la puntada de sugerirle a Miguel que dejara de pichicatear y comprara vacunas anti bicho para beneficio de los sampetrinos.

"Qué son mugrientos diez millones de pesos", dijo algo así.

A reserva de hacer la clásica exclamación de "ay, güey",  propia de los que no ganamos esa suma ni en un mes de arduo jale, desde que supe de ese video pensé: " si Miguel te toma la palabra, ya estarás viendo más delante las consecuencias en las preferencias del voto sampetrino".

Y ¿qué creen? El actual alcalde la tomó de bote pronto y armó su plan de vacunación municipal en favor de quienes tienen edad y situación de salud para ponerse la mentada vacuna.

El método para agendar las citas está de primer mundo, debo decirlo: rápido, amigable y bien enfocado.

Peeero, trae dos prietitos en el arroz:

1.- Debe hacerse la inscripción vía internet, aunque trae una de las llamadas "puertas de escape" para que quien no tiene ese acceso reciba asistencia telefónica. Pero de entrada todo el asunto debe manejarse vía internet. Claro, quien no tiene ni computadora puede meterse en un ciber café y asunto arreglado.

2.- En los TÉRMINOS Y CONDICIONES que el candidato a vacunarse debe aceptar, aparece este párrafo:

"Entiendo y acepto que el municipio de San Pedro Garza García, NL, apoya la campaña de vacunación contra el virus SARS-COV-2/COVID-19... reiterando la buena fe del municipio en esta acción humanitaria".

Y aunque en algún lado del proceso aparece la trillada leyenda de "queda prohibido su uso para fines distintos a los establecidos", ahí está el detalle, como decía Cantinflas.

Entiendo a las huestes de Miguel al no desaprovechar este tiro para jalar subrepticiamente agua hacia su molino. 
 
Cualquiera lo haría y si no, veamos a los candidatos a gobernador aprovechando las candilejas y los reflectores que da el incendio en las sierras de NL y Coahuila.

NO LE PEGO AL JUEGO DEL EGO

Entonces, al viejo dicho de "haz el bien sin mirar a quién", habría que ensartarle un "y no le pego al juego del ego".

Pero cuando la necesidad es canija, hasta mija jala la cobija.

Así que, los sampetrinos, vacunus habemus, no le hace que miles de quienes viven en las zonas residenciales ya la hayan recibido en la "seguridad" del aire texano.

Por eso, para nada es broma que el presidente más vacunador de mexicanos es "Amtrack Joe" Biden. El gobernador que más mexicanos ha vacunado es el texano Greg Abbott y los alcaldes que han hecho lo propio son los de McAllen, Isla del Padre, San Antonio, Houston y Dallas.

CAJÓN DE SASTRE

"¿Llegará el día en que los políticos dejarán de andar dando víveres, despensas, relicarios, broches, cruces y estampitas para ganarse el aprecio de los votantes?", se pregunta la irreverente de mi Gaby. Y yo le respondo: ya llegó, ahora regalan vacunas....