Para desgracia de Angélica Vale, su regreso a las telenovelas de Televisa tras el éxito aún vigente de “La Fea más Bella”, del 2006, termina con más pena que gloria hoy por la noche.

Esto porque la telenovela que inició en el horario vespertino de “Las Estrellas” a mediados de abril pasado bajo el título “Y Mañana Será Otro día … Mejor” no terminó de despuntar en ningún momento a pesar de los cambios en su historia, adiciones de “terceros en discordia” y demás, y es una lástima porque con este tropiezo en el género de la lágrima la también hija del fallecido “show-man” Raúl Vale y “La Novia de México”, Angélica María, parece estar destinada a no moverse de su “zona de confort” en el género de la comedia puesto que a pesar de las mejores intenciones del equipo creativo detrás de esta producción comprobamos que lo suyo lo suyo no es el drama.

Es cierto, se vale aceptar retos y eso hace crecer y consolida a los buenos actores y actrices póngales el género que se les ponga para interactuar en un escenario, pero que el productor Carlos Moreno (“Bajo la Misma Piel”; “Mujeres de Negro”) ha de estar jalándose de los pelos luego de un récord casi impecable de éxitos y de haber optado por en lugar de hacer una nueva versión de “Mirada de Mujer” que cocinaba con sus escritoras de cabecera Martha Carrillo y Cristina García (“Tres Mujeres”) ya teniendo palomeada a una gran protagonista que hubiera sido una de sus actrices fetiche como Leticia Calderón, también optaron por el reto de hacer otro refrito, en su caso de origen chileno, pero a los grandes públicos al parecer no les interesó ver otra vez a Angélica Vale de secretaria … pero en drama.

Y es que aunque como lo comentamos en su momento “Y Mañana Será Otro Día … Mejor” tenía más parecido al taquillero drama cinematográfico de hace dos décadas protagonizado por las ganadoras del Oscar Julia Roberts y Susan Sarandon “Quédate a mi Lado” (Chris Columbus, 1998) por aquello de ser la historia de una mujer con una enfermedad terminal (Sarandon) que intenta que sus hijos le den el visto bueno a su odiada nueva madrastra (la Roberts) para preservar la armonía de su hogar, en esta telenovela la gente vio más a Angélica Vale entrometiéndose con el hogar de la supuesta moribunda que era en un inicio la buena actriz Alejandra Barros para luego regresarla a la batalla por el amor de su jefe Camilo (Diego Olivera) para terminar siendo de la villana de la historia cuando fue la víctima.

A pesar de que intentaron luego de esa “resucitación” componer el traspiés con la integración de un nuevo galán para la Vale en la persona del español Luis Hacha, quien ya había participado en una producción de Carlos Moreno del 2009 como fue el exitoso refrito de “Cadenas de Amargura”, “En Nombre del Amor”, donde precisamente Leticia Calderón reinterpretó con muy buena fortuna la clásica villana que hizo la primera actriz Diana Bracho, pero ni eso ayudó y sólo esperamos este fracaso en lugar de sumarse al que tuvo en Telemundo el año pasado con “La Fan” no entorpezca las posibilidades que le ven algunos a Angélica Vale de interpretar a la coahuilense Carmen Salinas en la bioserie que ya anunció Juan Osorio que quisiera hacer y que le caería como anillo al dedo por su faceta de imitadora.

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com