Obra. A partir de estos documentos, de donde el acucioso ojo del investigador desprendió costumbres, relaciones, pasatiempos, desastres, enfermedades -desde 1679 hasta 1927. Cortesía/ Alejandro Pérez Cervantes.
Estos breves relatos sobre la infancia, del siglo 19 hasta principios del 20, obra e investigación de Iván Vartan Muñoz, abren nuevas perspectivas para comprender la noción de la niñez en diversas épocas

Las formas y concepciones sobre la infancia no son un tema recurrente en los estudios historiográficos. Nuestra noción sobre ella ha cambiado de manera radical en las últimas décadas. Diversos autores han señalado cómo apenas hasta mediados del siglo pasado la figura del niño alcanzó la noción de ciudadano; de sujeto a ser tomado en cuenta en las procesos sociales.


El libro que se comenta hoy nos ofrece un contrapunto inmejorable para cotejar nuestra relación con las formas de concebir la niñez, desde la actualidad, hasta principios del siglo 17. 


Iván Vartan fue a las fuentes: a partir de los Fondos de Protocolos y Decretos y Circulares resguardados en el Archivo Municipal de Saltillo, donde se registran sucesos reales acaecidos en nuestra región protagonizados por infantes, el autor reconstruye a través de 17 relatos la existencia, las formas, rutinas, perspectivas y tratos sobre los menores a lo largo de casi cuatro siglos.


A partir de estos documentos, de donde el acucioso ojo del investigador desprendió costumbres, relaciones, pasatiempos, desastres, enfermedades  -desde 1679 hasta 1927- otro logro suyo es la recuperación del habla de aquellos tiempos, a través de sus giros idiomáticos, arcaísmos y hasta apellidos y nominaciones disueltos en el tiempo.


Desde el Notario del Santo Oficio que en 1713 ofreció la libertad a su pequeña esclava (“Desaparezco todo derecho de posesión, propiedad y señorío en ella adquirido”) hasta el zapatero negro que en el lejano 1742 embaucaba a los niños, el huracán que tumbó varias casas de la ciudad en 1813, pasando por los niños que un siglo después se fueron de pinta a una cantina, hasta los sucesos y negocios estrambóticos como el cuento de las bicicletas robadas, los duelos con pistolas de papel en la Plaza de Armas o los carretones jalados con chivos en la Alameda, el libro rezuma el censo de sucesos desaforados o impensables en la actualidad.


Por otra parte, versiones y simplificaciones cándidas de la historia afirman que todo tiempo pasado fue mejor, y aún aderezado con sendos dibujos alusivos del ilustrador Paco Leza, Los niños en el Saltillo antiguo es también un discurso agridulce: los infantes que en el pasado vivieron y crecieron en nuestra ciudad tampoco se libraron de la enfermedad, de la esclavitud, de la pedofilia, del asesinato incluso.


Leo el pertinente discurso de Muñoz Cotera y pienso en el maravilloso trabajo del fotógrafo Lewis Hine, que a través de sus imágenes documentó y denunció el terrible maltrato del que fueran sujetos los niños obreros en el siglo XIX, tan terriblemente industrial.
Los buenos libros nos alumbran y nos interrogan


¿Es mejor la vida para todos los niños en el Saltillo de hoy?
Éste es un libro indispensable para comparar, entender, pensar y actuar.

Los niños en el Saltillo antiguo
Iván Vartan Muñoz Cotera 
Archivo Municipal de Saltillo. 2016. 111p.