Foto: AP
Desdibujados en casi todas las facetas al sucumbir en los previos dos juegos de local, los Yanquis 3-2 en la serie al mejor de siete

Serie: 3-2 HOU

Equipo 1 2 3 4 5 6 7 8 9 C H E

HOU 1 0 0 0 0 0 0 0 0 1 5 0

NYY 4 0 0 0 0 0 0 0 X 4 5 0

PG: Paxton (1-0) 6.0 IP, 1 CL, 9 K, 4 BB

PD: Verlander (0-1) 7.0 IP, 4 CL, 9 K, 0 BB

S: Chapman (1) 1.0 IP, 0 CL, 1 K, 0 BB

1 Astros vs Yanquis 4

NUEVA YORK.- Aaron Hicks y DJ LeMahieu remecieron a Justin Verlander con un par de jonrones en el primer inning, James Paxton salvaguardó la ventaja y los Yanquis de Nueva York se mantuvieron a flote en la serie de campeonato de la Liga Americana al vencer el viernes 4-1 a Houston.

Desdibujados en casi todas las facetas al sucumbir en los previos dos juegos de local, los Yanquis 3-2 en la serie al mejor de siete.

Luego que los Astros se adelantaron con una carrera que anotaron tras un lanzamiento descontrolado de Paxton, Nueva York respondió de inmediato.

LeMahieu desapareció el segundo lanzamiento de Verlander por el jardín derecho. Hicks encontró a dos compañeros en circulación y también la sacó con un batazo cerca del poste de foul del derecho, su primer jonrón desde julio tras sufrir un prolongado periodo de baja por una lesión.

Los Yanquis necesitaban imperiosamente de una salida prolongada de su abridor y Paxton respondió con un esfuerzo de seis innings, más la contribución de su bullpen para domar a los Astros.

Sin margen de respiro, los equipos empacaron maletas para embarcarse de vuelta a Texas, donde la serie continuará la noche del sábado.

Mientras tanto, en Washington, los Nacionales siguen a la espera de conocer el rival que enfrentarán en su primera Serie Mundial. Ese Clásico de Octubre comenzará el martes de la próxima semana en la case del equipo campeón de la Liga Americana.

Fin de su carrera: Sabathia queda afuera del róster

El zurdo de 39 años fue sacado el viernes del róster de los Yanquis en la serie de campeonato de la Liga Americana tras dislocarse la noche previa la articulación del hombro de su brazo de lanzar en la octava entrada del cuarto partido.

“Me parece adecuado: he lanzado hasta que ya no pude más”, declaró Sabathia, quien tenía un cabestrillo en el brazo y la gorra de los Yanquis con la visera hacia atrás.

“Anoche dije a Amber (su esposa) que éste era el mejor final para mí por la sensación que me ha acompañado, que me gustó está en el bullpen, salir trotando, sentirme en verdad bien; considero que para julio del año entrante más o menos ‘creo que podré lanzar”, agregó.

Los Yanquis se mantienen con vida, pero deberán ir por dos triunfos a Houston para acceder a la Serie Mundial.