Foto: Internet
La placentofagia es un practica que ha ganado popularidad a la hora de parto

Hace unas semanas, la actriz Zuria Vega dio a luz a su segundo hijo Luka, en medio de un parto humanizado en el que estuvieron presentes su hermana Marimar Vega y su esposo Alberto Guerra.

Ahora la intérprete de 30 años ha lanzado su canal de YouTube, llamado Soy Mamá, y por este medio dio detalles del nacimiento de Luka.

 

En el video, Vega presentó varios recuerdos, como la manera en la que le dio la noticia a su esposo sobre el embarazo, algunas ecografías, la reacción de Guerra cuando se enteró que sería niño, parte de su trabajo de parto y después las primeras imágenes junto al recién nacido.

Pero una de las revelaciones que impactó fue el hecho de que se preparó un licuado con parte de su placenta, agua de coco y berries.

 

 “Me tomé el licuado, aproximadamente un centímetro de placenta con berries, le echas agua de coco, la verdad es que sabe a un licuado delicioso, me cayó delicioso”, explicó la actriz.

Y es que aunque no se mencione mucho, está practica es más común de los que creen, de hecho se le conoce como placentofagia

 

Hasta el momento no se ha comprobado científicamente que ingerir la placenta en cualquiera de las formas mencionadas tenga algún beneficio para la salud,

Algunos de los beneficios que supuestamente tiene la placentofagia, según sus alentadores, son que mejora el humor de la madre, previene la depresión posparto, reduce la fatiga y el dolor, reduce la inflamación posparto y puede beneficiar la producción de la leche materna, sin embargo, nada de esto está comprobado.