Foto: NOTIMEX
El Universal
Solicita José Luis Chávez Botello a la feligresía denunciar a los párrocos que realicen otra actividad que no sea la de predicar el evangelio
El Arzobispo de Oaxaca, José Luis Chávez Botello, se pronunció por que se investiguen los acontecimientos del municipio de San José del Progreso, donde murió el presidente municipal y un regidor, además de resultar lesionado y detenido, el sacerdote Martín Octavio García Ortiz.

El jerarca de la Iglesia católica en Oaxaca dijo "que se haga la investigación correspondiente, no queremos que esto se entorpezca".

La noche del sábado, un grupo de personas emboscó al presidente municipal de San José del Progreso y al Regidor de Salud, Oscar Venancio Rivera y Félix Misael Hernández, respectivamente, quienes murieron en el instante y en estos momentos sus cadáveres están siendo velados.

Chávez Botello dijo que ningún sacerdote honesto y congruente con su misión puede asumir actitudes que no le corresponden.

"Si es necesario, que pida dispensa al ministerio (para ser activista). Y si algún sacerdote comete algún delito es responsabilidad de él".

En su conferencia dominical, el Arzobispo solicitó a la feligresía denunciar a los párrocos que realicen otra actividad que no sea la de predicar el evangelio, "pero siempre y cuando sea con pruebas".