Rosendo Zavala
La violencia parece haberse apoderado de las tiendas de autoservicio, y es que en tan sólo cinco horas se registraron dos atracos con armas largas.
El triste despertar de los comerciantes se dio a las 7:30 horas de ayer, cuando dos hombres llegaron a bordo de una camioneta negra tipo Explorer, con las placas tapadas, a un Extra situado en la colonia Virreyes Popular, donde se apoderaron de una suma de dinero no especificada.

Agentes ministeriales que acudieron al llamado de auxilio, manifestaron que aparentemente los dos agresores portaban armas largas y se dieron a la fuga sin dejar rastro una vez que cometieron el ilícito.

Después de las 10:00 horas, los ladrones volvieron a hacer de las suyas aunque ahora en el Oxxo de la carretera a Los Valdés, donde el modus operandi resultó ser el mismo para así despertar la sospecha de la policía, en el sentido de que pudieron haber sido los mismos del atraco anterior.

Con el segundo "aviso", las autoridades activaron el llamado Código Rojo y agentes de diversas corporaciones acudieron al lugar del asalto, donde la vendedora, quien dijo llamarse Verónica Edith Avalos López, aseguró que dos sujetos llegaron para amagarla con un rifle, exigiendo el dinero que tenía en caja.

Visiblemente asustada, la joven de 18 años que vive en la colonia Landín obedeció a los hombres vestidos de negro, que se apoderaron de 9 mil pesos para huir a toda prisa en una camioneta Expedition cuyas placas también estaban cubiertas.

Ante esa situación, la policía saltillense entró en coordinación con la de Ramos Arizpe para tratar de ubicar a los delincuentes, que cometieron los dos atracos con gran facilidad y sin contratiempos, mientras la empleada era canalizada por Bomberos a la Clínica Dos del IMSS para su atención médica.

A principios de semana, una tienda Oxxo fue violentamente asaltada por un hombre que portaba un arma larga tipo Uzzi, llevándose dinero en efectivo y propinándole el susto al comerciante que sólo se limitó a ver cómo concretaba el delito.