AGENCIAS
Pekín, China.- La cifra de víctimas mortales del sismo que sacudió el suroeste chino el pasado lunes ascendió a casi 15 mil, según informaron este miércoles las autoridades, citadas por la agencia estatal Xinhua.
En total, esta mañana se habían registrado 14 mil 463 muertos en todas las provincias afectadas, aunque las autoridades temen que la cifra pueda elevarse hasta los 20 mil fallecidos.

En la región montañosa de la provincia de Sichuán, donde se situó el epicentro del terremoto, algunos lugares del distrito de Wenchuan han sido "reducidos a la nada", señaló un agente de la policía paramilitar en la televisión estatal. En su opinión, es demasiado pronto para aventurar cifras de muertos.

Los problemas de transporte y comunicaciones hacen "imposible estimar el número de heridos y desaparecidos" en las ciudades más afectadas del condado de Wenchuan, dijo Wang Yi, jefe de la unidad de policía armada. "En algunas ciudades no quedan edificios en pie", añadió.

Una tropa de unos 200 agentes de rescate no logró llegar a la afectada localidad de Yingxiu hasta 44 horas después del terremoto.

De los 2 mil 300 supervivientes, unos mil se encuentran gravemente heridos. "Necesitamos urgentemente personal sanitario, medicinas, alimentos y agua potable", dijo el funcionario He Biao, de la prefectura Aba.

El sismo afectó también a la presa de Zipingpu, que según el Ministerio del Agua se encuentra en "estado crítico". De romperse el dique de contención, que presenta grietas, amenazaría a la ciudad de Dujiangyan. Es necesario construir un canal para disminuir la presión sobre el dique.

El terremoto del lunes tuvo una magnitud de 7.8 grados en la escala de Richter, el más grave en 32 años. En 1976, se calcula que 24 mil personas murieron a causa de otro sismo en la ciudad de Tangshan, cerca de Pekín.