Rescatan autoridades a 150 indígenas miskitos nicaragüenses flotando en tablas, boyas y canoas, tras ser desalojados de sus viviendas por el mar embravecido
El saldo de muertes por el huracán Félix ascendió a más de 40 el jueves mientras cuadrillas de rescate buscaban en el mar y llegaban a más comunidades aisladas devastadas por la tormenta de categoría 5. Decenas de personas se hallan desaparecidas.

Entretanto, familias desesperadas buscaban a numerosos nicaragüenses desaparecidos en la costa del Caribe, donde el huracán Félix arrasó aldeas, desbordó ríos y dejó un tendal de muerte y destrucción.

Las autoridades rescataron a 150 indígenas miskitos nicaragüenses flotando en tablas, boyas y canoas, tras ser desalojados de sus viviendas por el mar embravecido, informó Carolina Echeverría, diputada del oficialista Partido Liberal en Honduras, quien representa a la provincia nororiental de Gracias a Dios, fronteriza con Nicaragua.

''Nueve de ellos están graves de salud y son atendidos por cinco médicos hondureños en la provincia de Gracias a Dios'', afirmó. ''Creemos que hay muchas otras personas flotando en el mar''.

En tanto, Henriette dejó de ser huracán y se debilitó después de que tocó tierra en México por segunda ocasión, cerca de la ciudad de Guaymas, en su travesía hacia el suroeste de Estados Unidos.

El fenómeno entró a tierra con vientos sostenidos de 120,70 kilómetros por hora (75 mph).

Henriette mató al menos a siete personas a lo largo de la costa del Pacífico, pero no causó víctimas al volcar su furia en la zona vacacional de Los Cabos, en el extremo de la península de Baja California.

Félix llegó a la costa de Nicaragua el martes, como un monstruo de categoría 5, con vientos de 257 kph (160 mph), que junto con sus lluvias intensas causaron deslizamientos de lodo, destruyeron viviendas, arrancaron árboles de raíz y devastaron aldeas.

El funcionario Ramón Arnesto Soza declaró que en Nicaragua han muerto 40 personas por el huracán Félix.

Horas antes el vocero de la Defensa Civil, teniente coronel Alvaro Rivas, había reportado la muerte de 18 personas en diversas circunstancias por efectos de Félix pero que esa cifra podría aumentar a medida de que los cuerpos de socorro se adentran en las comunidades afectadas, de difícil acceso debido a los ríos crecidos y los arboles caídos sobre caminos y vías fluviales.

Rivas dijo que se reportan además al menos 10 desaparecidos en la región de Puerto Cabezas y más de 50 en el departamento de Matagalpa, en el norte del país, donde los ríos se han desbordado.

En la costa mexicana del Pacífico, Henriette cruzó el Golfo de Baja California, y a las 0900 GMT, su centro se localizaba sobre el estado de Sonora, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

Horas después de entrar por Guaymas, Henriette se degradó a tormenta tropical y luego a depresión tropical. Avanzaba tierra adentro, y sus vientos sostenidos aminoraron a una velocidad de 56 kph (35 mph).