La Prensa
Cd. de México.- Una verdadera bomba es lo que ha soltado ayer por la tarde Alfredo Cervantes Landa, luego de ser entrevistado en vivo por el programa de espectáculos La Oreja, dirigido por Juan José Origel, y en el que habló en exclusiva sobre los íntimos detalles de su relación con el conductor Fabián Lavalle.
Cervantes Landa, revela que su relación con el conductor no fue sólo de tres veces, sino que se conocen intimamente desde 2003. También menciona que recibía una mesada que fluctuaba entre los 20 y 50 mil pesos por parte de Lavalle para que dejara de trabajar y sólo se dedicara a atenderlo.

El abogado del sexoservidor Alfredo Cervantes, Juan Antonio Alarcón, dijo que su cliente no es agresor peligros y que cuenta con suficientes pruebas para demostrar que el altercado del pasado 31 de octubre no fue un asalto, ya que ambos eran amantes desde hace cuatro años. Ambos "mantenían una relación donde los celos del conductor llevaron a este desenlace, pues los reclamos eran fuertes y constantes".

Según el declarante, Fabián le otorgaba grandes cantidades de dinero para que dejara de trabajar, ya que reconoce dedicarse al sexoservidcio y reveló que entre allos había mas que besos y caricias, pues los golpes eran una parte muy importante en su intimidad.

"A él le encanta que nos peguemos y sobre todo que me ponga su ropa, ya sea su camisa o playera, eso le excita y siempre era yo el que terminaba amarrado y con más golpes. Aunque también me pedía que yo le pegara", aseveró Cervantes vía telefónica al programa de espectáculos.

"Esa noche pasó por mi a la Zona Rosa, nos quedamos de ver a las once de la noche, estuvimos bebiendo en su camioneta y nos acabamos una botella de vino tinto, por lo cual estuvimos jugueteando y luego nos besamos; posteriormente subió el volumen de las caricias y decidimos irnos al hotel, siempre ibamos al Bonampac, pero decidimos meternos en el Roma y en esa oocasión yo pagué el hotel al cual entramos sin bebidas".

"Ya adentro, decidimos ir a una tienda para comprar algunas botellas, regresamos y sacó la droga que traía; yo lo vi  muy tomado y pensé que se iba a componer con ello, pero de repente se puso violento y me atacó, de hecho a él le encatan que nos demos de golpes y como le dije anteriormente, a él le gusta que siempre me ponga su camisa o playera", aseguró el sexoservidor

Con tranquilidad siguió relatando los hechos, "creo que debido a los efectos de la droga y el alcohol se cayó y se golpeó con un mueble en la nariz, se corta y después lo quiero ayudar, pero el quiere que sigamos tocándonos y yo le digo que si", señaló.

Con lo anerior, el abagado Juan Antonio Alarcón, dice que habrá un careo entre ambos ya que quiere demostrar que esa noche ni fue real lo que dice Lavalle y que hay muchas falsedades, "mismas que podrían llevarlo a pisar la cárcel", dice el legalista, "a menos que el señor Lavalle otorgue un perdón y así se termine con todas estas revelaciones que no le hacen bien a él", dijo el defensor.

Volviendo a los sucesos del miércoles 31 de octubre, dijo que hubo golpes pero no tan intensos, éstos se agrvaron cuando salieron a relucir los celos entonces sí hubo algo más, sobretodo cuando se enteró que ya había vuelto a trabajar porque ya no le daba las cantidadesde dinero que acostumbraba.

Como referencia a su vieja amistad, el acusado dijo que desde hacía tiempo frecuentaban el Bar Viena, "Fabián vivía en Polanco con un famoso pintor, eso lo sé pero no voy a decir su nombre, lo hago para que sepan desde cuándo lo conozco y nos frecuentábamos; desde entonces era tan celoso que me seguía hasta el baño, dijo Cervantes Lara, quien agregó como una de sus últimas experiencias: "claro que siempre nos pegábamos, a él le encantaba, yo era sadomasoquista y el masoquista y a él le gustaba que lo doblegara y lo sometiera a golpes", finalizó

 

Tomado de La Prensa On Line