Notimex
Monterrey.- La crisis de inseguridad en Nuevo León por los cárteles de la droga trasnacionales, que en 2007 causó 107 muertes ya pasó, aseguró hoy el titular de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Aldo Fasci Zuazua.
En entrevista, el funcionario estatal reconoció que la delincuencia organizada sigue operando en el estado, pero ahora en células pequeñas o regionales, que además del narcomenudeo incurren en otras modalidades delictivas.

Manifestó que esas células locales, que también actúan en Coahuila y Tamaulipas, son el "riesgo fuerte visto por las autoridades, pero no son los cárteles transnacionales, como nuestro primer foco rojo, entonces la crisis ya pasó".

Fasci Zuazua recordó que dentro de los operativos coordinados con autoridades federales, en el estado durante 2006 se capturó a dos mil narcomenudistas y el año anterior a otros mil 500.

De las nueve ejecuciones y una más "en duda", registradas en lo que va del 2008 en la entidad, en su mayoría están ligadas con el narcomenudeo y ajustes de cuentas, apuntó el secretario de Seguridad Pública estatal.

Indicó que no toda la delincuencia organizada es narcotráfico, 'ya hay especializaciones, por eso son células, porque trabajan en territorios o por especialización".

Añadió que "hay células que todavía se dedican a levantar personas, cobranzas, chantaje, o propiamente secuestro, hay células que se dedican al robo de vehículos, hubo células que se dedicaron al asalto bancario y están definidas".

En el caso de los asaltos bancarios recientes, que ya suman 16 en el presente año en la entidad, el funcionario aseguró que se trata de "asaltantes individuales", aunque "hay células que están atacando algunos sectores comerciales que manejan mucho flujo de efectivo".

Ante esta problemática, el secretario de Seguridad Pública estatal afirmó que "tenemos que reforzar el esquema, no solamente con bancos sino con estos comercios".