Notimex
El ex dirigente nacional priista, Rafael Rodríguez, consideró que el partido pagó sus errores con la pérdida de la Presidencia de la República, por lo que no hay razón para mantener en el anonimato a sus figuras políticas del pasado.
México.-En entrevista con Notimex, reconoció que durante el ejercicio de gobierno se tienen aciertos y errores, pero sostuvo que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha sabido reconocerlos y la ciudadanía lo ha castigado.

De acuerdo con Rodríguez Barrera, quien fue el primer coordinador del partido tricolor en la Cámara de Diputados con un Ejecutivo federal emanado de otra fuerza política, hay cuadros distinguidos que deben aparecer en la escena pública.

Es el caso, describió, del ex presidente Miguel de la Madrid, ex secretarios de Estado y ex gobernadores que tienen prestigio y que hiceron un buen trabajo por el país.

Insistió en que hay gobiernos que tienen aciertos y desaciertos, pero lo importante es que un partido tenga la capacidad de renovarse como lo ha hecho el PRI.

El ex dirigente negó que su partido obstaculice las acciones del gobierno federal, pues ello le restaría credibilidad, y recordó que durante el sexenio pasado se apoyó más de 80 por ciento de las iniciativas presentadas.

Recordó que cuando el partido tricolor rechazó la propuesta de establecer el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en medicamentos y alimentos, planteó alternativas para obtener recursos, además de respaldar la lucha contra el crimen organizado.

Rodríguez Barrera calificó de poco elegante que dirigentes del Partido Acción Nacional (PAN) pretendan culpar al PRI de algunos problemas del país, pues siempre se ha mostrado institucionalidad con México al avalar las propuestas que benefician a la población.

Al cumplir ocho décadas, aseguró, el PRI tiene un gran ánimo de triunfo y confía en que avanza por el camino correcto retomando sus principios fundamentales en su presencia pública y en su expresión conceptual.

A su parecer, la vida política del país ha girado en torno al PRI, pues mientras hay grupos que lo apoyan otros se unen para combatirlo.

Descartó que en el reposicionamiento priista exista la estrategia de mantener en el anonimato algunas figuras, porque en política nadie se preserva en esa condición por sí mismo, sino que las circunstancias ocultan o muestran a los personajes.