Notimex
Roma.- El tenor italiano Luciano Pavarotti, quien murió la semana pasada, habría acusado a su segunda esposa Nicoleta Mantovani de 'atormentarlo' y aislarlo de familiares y amigos, aunque sus hijas desmintieron esa 'falsa' versión de la prensa.
En declaraciones al diario La Stampa, Lidia La Marca -amiga de Pavaroti-, aseguró que el tenor se quejó con ella de Mantovani, su segunda esposa, 34 años más joven que él y madre de la cuarta de sus hijas, Alice.

Según La Marca, el tenor le dijo -poco antes de morir de cáncer de páncreas- que su esposa lo 'atormentaba' hablando mal de las tres hijas de su primer matrimonio y aislándolo de sus amigos, entre ellos sus cercanos colaboradores Tino y Verónica.

Se lamentó de que Mantovani pensaba 'sólo en el dinero' y llegaba con documentos que él debía firmar, amenazándolo con no permitirle ver a su hija Alice, añadió la amiga del artista italiano, quien según le autorizó a hacer pública esa situación después de su muerte.

De acuerdo con las declaraciones de La Marca, el tenor dijo que sólo tenía dos alternativas: dispararse o separarse de su esposa.

Esta versión fue sin embargo desmentida por Cristina, Giuliana y Lorenza, hijas mayores del tenor, y su primera esposa Adua Veroni, quienes aseguraron que se trata de una noticia 'falsa' y 'ociosa' publicada en los últimos días por diarios locales e internacionales.

'Sabemos que en Italia como en el exterior están publicando noticias falsas y versiones ociosas que nos involucran. Esto nos provoca mucha amargura', señalaron las tres hijas del tenor en un mensaje leído por Cristina en un noticiero de la televisión pública (RAI).

'Italia, que ha rendido homenaje a nuestro padre, desde los fans hasta los más altos responsables institucionales, ha dado una gran lección de estilo', dijo.

'Sería bello que también aquella parte de la prensa que tiene necesidad de especular sobre presuntas peleas, patrimonios fantasmagóricos y testamentos por nosotras desconocidos, se comportara igual', añadió.

Cristina concluyó su mensaje al decir que no tienen 'conocimiento de ningún testamento de la última hora y las cuestiones notariales, como todos saben, serán aclaradas durante la apertura del testamento dentro de algunos meses'.