Notimex
México.- La Secretaría de la Función Pública (SFP) estará atenta a las determinaciones que adopten diputados y senadores en torno a la situación patrimonial de ex servidores públicos y no considera excepciones de personas, pero tampoco alimentará o provocará linchamientos.
En un comunicado, estableció que la situación patrimonial de los servidores públicos es estudiada puntualmente, como parte de sus tareas ordinarias y en el marco de sus planes y programas rutinarios de trabajo.

De esta forma aclaró que "no habrá privilegios a favor de nadie, pero tampoco juicios sumarios o infundados que denigren el derecho de los gobernados a la seguridad jurídica".

La SFP indicó que prestará al Congreso de la Unión y a sus órganos internos la colaboración necesaria para que cumplan con sus fines constitucionales y legales.

"Todos los asuntos que sean de interés de los órganos legislativos, serán atendidos con diligencia e institucionalidad y responsabilidad política, siempre en el marco de las atribuciones que a cada órgano corresponden y con pleno respeto a las garantías individuales de los ciudadanos mexicanos", señaló.

Al reiterar que la Función Pública no considera excepciones de personas en el cumplimiento de su responsabilidad, pero tampoco alimenta o provoca linchamientos, afirmó que sus resoluciones se llevan a cabo tal y como se lo ordena la ley, según los méritos de los expedientes y sobre la base de las pruebas que se le aporten o en su caso, recabe en ejercicio de sus atribuciones.

La sociedad debe tener la seguridad de que la Función Pública realizará sus funciones con eficacia en los tiempos y con las formalidades que establece el ordenamiento jurídico mexicano.

Puntualizó que la administración del presidente Felipe Calderón ha hecho de la integridad, la transparencia y de la rendición de cuentas prácticas habituales de la gestión pública, por lo cual ratificó el compromiso con el imperio efectivo de la ley en México sin distingos o preferencias.