Notimex
Asegura que ayudó mucho y fue muy importante en un momento crítico, desde lo político hasta lo policial y militar contra el narcotráfico, pero que ya no se necesita
Bogotá.- El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, afirmó en declaraciones a un diario local que el Plan Colombia de lucha antidroga, que está patrocinado por Estados Unidos, debe terminar porque ya cumplió su función.

Santos sostuvo en una entrevista que publicó este domingo el diario El Tiempo que 'el Plan Colombia, que nos ayudó mucho y fue muy importante en un momento crítico, desde lo político hasta lo policial y militar contra el narcotráfico, ya no se necesita'.

El vicepresidente reconoció que esta opinión es contraria a la del mandatario colombiano Alvaro Uribe Vélez y del ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, su primo, pero en su criterio está en juego la dignidad del país.

'El trato que hemos recibido por parte de sectores de la sociedad civil estadunidense y por parte de sectores del parlamento de ese país es injusto con Colombia. Y le voy a decir algo más: es indigno', afirmó Santos.

El funcionario agregó que se ha visto maltratado en escenarios internacionales por el tema del narcotráfico, 'cuando somos no solo aliados y amigos, sino el único país de América Latina donde la imagen de los Estados Unidos es positiva'.

El Plan Colombia surgió hace ocho años y consiste en la entrega de ayuda económica de Estados Unidos a esta nación andina para ser utilizada en operaciones militares e inversión social como estrategia para combatir el narcotráfico y el terrorismo.

Para Santos, este plan se prestó para un maltrato al país porque 'un pequeño sector político, que ha dominado con una imagen negativa la visión de Colombia', constantemente pide 'sometimiento silencioso al atropello e inclinación reverencial' a cambio de ese dinero.

El vicepresidente colombiano sostuvo que dar por terminado el acuerdo no afectará sectores claves como la erradicación de cultivos ilícitos, porque esas operaciones se hacen con recursos propios de este país.

Santos agregó que acabar con el Plan Colombia tampoco significa dañar las relaciones con Estados Unidos y apuntó que más bien se debe 'buscar un replanteamiento que lleve a que seamos aliados de intereses comunes, aliados de objetivos comunes, de valores comunes'.