La producción alemana de coches en Alemania se incrementó un 23 por ciento en el primer semestre.
Berlín, Alemania.- El mercado asiático fue clave para ayudar al sector automotor alemán, pilar de la economía del país, a superar la grave crisis que hizo temblar a la industria automotriz de todo el mundo.

Gracias a él, las exportaciones de automóviles germanos registraron un crecimiento del 44 por ciento en la primera mitad de este año, según datos dados a conocer hoy en Berlín por la Federación de la Industria Automotriz Alemana (VDA).

Según adelantó su presidente, Matthias Wissmann, para el conjunto del año se espera un aumento de al menos el 20 por ciento, hasta un total de 4,15 millones de vehículos.

La producción alemana de coches en Alemania se incrementó un 23 por ciento en el primer semestre y para la totalidad de 2010 ha de subir un diez por ciento, de acuerdo con las mismas previsiones.