Algunas personas con síndrome de Asperger tienen una inteligencia por encima del promedio y pueden sobresalir en distintos campos, por ejemplo la ciencia. Foto EFE
Purificación León/EFE-Reportajes
Un persona con una inteligencia fuera de lo común, pero incapaz de comprender a los demás y con escasas habilidades para relacionarse, padece Asperger.
Madrid, España.- "¿Mi cacao tiene leche desnatada, no entera? ¿Lo has calentado a ochenta y tres grados exactamente? ¿Tiene siete nubes y ni una sola más?". De esta inusual manera, Sheldon agradece a Leonard, su sufrido compañero de piso, que le haya preparado una taza de cacao.

Sheldon Cooper, el protagonista de la serie "The Big Bang Theory",siempre toma el cacao igual, siempre se sienta en el mismo sitio del sofá, llama tres veces a la puerta, se pone un pijama específico cada día de la semana, ordena los cereales por su contenido en fibra y hasta tiene un horario de movimientos intestinales.

"Presenta una adhesión inflexible a rutinas y rituales específicos no funcionales, uno de los síntomas del síndrome de Asperger", señala María José Collado, psicóloga e investigadora de la Universidad Complutense de Madrid (España).

De hecho, el protagonista de la serie de televisión estadounidense estrenada en 2007 por Warner Channel y que emite la CBS en Estados Unidos y Warner Channel en varios países de Latinoamérica y Europa, muestra otros rasgos propios del síndrome de Asperger. "Tiene una importante alteración en el uso de múltiples comportamientos no verbales, como las posturas corporales. Estas son rígidas y carecen de naturalidad. Además, su expresión facial no suele estar adecuada a las situaciones", comenta Collado.

Por otra parte, según la experta "su ausencia de reciprocidad social o emocional es bastante evidente".

Sin embargo, el personaje que encarna el actor texano Jim Parsons es capaz de desarrollar relaciones relativamente apropiadas con sus compañeros, algo poco probable en el caso de una persona con esta clase de problema, que muestran un "trastorno severo del desarrollo que conlleva una alteración neurobiológicamente determinada en el procesamiento de la información", según indican desde su página web la Federación Asperger España.

"La actividad social de Sheldon, aunque no es del todo normal, es funcional. No tiene un deterioro clínicamente significativo pues, tal y como se le presenta en la serie, no hay ningún área en el que realmente haya fracasado", expresa Collado.

La psicóloga opina que si Sheldon saliera de la pequeña pantalla para instalarse en el mundo real, "trabajaría pero no tendría amigos".

Tony Attwood y Bibiana Lienas Massot describen en la "Guía del síndrome de Asperger" un nuevo criterio de diagnóstico propio, sobre todo, de los adultos. "Se trata de la dificultad para comprender las situaciones sociales y  los pensamientos y sentimientos de los demás". En este sentido, Collado señala que Sheldon "no entiende que deba alegrarse y felicitar a otros por sus éxitos".

INTELIGENCIA PRIVILEGIADA

Algunas personas con este síndrome  tienen una inteligencia por encima del promedio y pueden sobresalir en distintos campos, por ejemplo la ciencia, según indica el sitio web "medlineplus", un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.De hecho, se cree que algunos genios como Albert Einstein, Isaac Newton o Miguel Angel pudieron padecerlo.

Muchos autores consideran que el síndrome de Asperger es un trastorno autista de alto funcionamiento. "Quienes lo tienen tienden a desviar la conversación hacia temas de su interés, sufren un deterioro en la capacidad de iniciar o mantener una conversación, hablan con pedantería o con demasiados pormenores y son incapaces de reconocer si su interlocutor está interesado o aburrido", indica la psicóloga.

"Además, suelen expresar ideas sin considerar el impacto emocional que tendrán en los demás", indica Collado, quien afirma que el personaje de Sheldon cumple casi todos estos parámetros.

Por otro lado, la especialista opina que este famoso personaje también manifiesta algunos síntomas propios del trastorno narcisista de la personalidad.

"Tiene un grandioso sentido de la autoimportancia, está preocupado por fantasías de éxito ilimitado como ganar el premio Nobel y se considera especial y único", explica.

La experta añade que "Sheldon exige una excesiva admiración y presenta comportamientos y actitudes arrogantes".

Con su manifiesta incapacidad para comprender el mundo social y su característica manera de comportarse, este peculiar personaje se ha hecho un hueco en miles de hogares.

Sheldon arranca carcajadas a diestro y siniestro, aunque la realidad de los afectados por el síndrome de Asperger esté más cerca del drama que de la comedia.

DESTACADOS:

* El protagonista de la serie televisiva estadounidense "presenta una adhesión inflexible a rutinas y rituales específicos no funcionales, uno de los síntomas del síndrome de Asperger", señala María José Collado, psicóloga e investigadora.

* La especialista opina que, si Sheldon saliera de la pequeña pantalla para instalarse en el mundo real, "trabajaría pero no tendría amigos".

* Se cree que algunos genios como Albert Einstein, Isaac Newton o Miguel Angel pudieron padecerlo.