Notimex
Toluca.- Los ataques a las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) son acciones que van en detrimento y perjuicio de los más humildes y pobres del país, aseguró el titular de la Secretaría de la Reforma Agraría (SRA), Abelardo Escobar Prieto.
Luego de la firma de un convenio entre el Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal (Fifonafe) y la Procuraduría Agraria, añadió que se trata de acciones de grupos "que hacen daño a la comunidad y a los propios habitantes del sector rural".

En entrevista, Escobar Prieto destacó que ante dichos ataques, los cuales, dijo, "son totalmente reprobables", se tuvo que desplazar a gente muy pobre y humilde porque fueron dañadas sus comunidades y sus viviendas.

Enfatizó que las explosiones en ductos de la paraestatal no tienen nada qué ver con el sector agrario, el cual está tranquilo y trabajando.

El titular de la SRA destacó que las inconformidades en el sector rural son atendidas por el gobierno federal, por lo que no hay ningún riesgo de que actos de ese tipo se extiendan en ese sector.

Incluso, el funcionario lamentó que los recursos que se asiganarán a la reparación de los daños podrían haber sido utilizados para mejorar la calidad de vida de la gente del campo.

Escobar Prieto asistió como testigo de honor a la firma del Convenio de Promoción de Fondos Comunes y Asesoría en Proyectos Productivos que signaron el Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal (Fifonafe) y la Procuraduría Agraria.

En su mensaje, subrayó que es necesario un "golpe de timón" en el sector agrario para romper el círculo de la pobreza y evitar que el destino de los jóvenes sea el abandono de sus pueblos.

Por ello, el objetivo del gobierno federal es cambiar la paradoja de que las tierras más ricas y con mayor concentración de recursos naturales están en manos de la gente más pobre y que no saben qué hacer con los recursos naturales que tienen, puntualizó.