Un atentado suicida con un auto cargado con explosivos afuera del la puerta principal del cuartel principal de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Kabul cinco días antes de las elecciones presidenciales, provocó la muerte de siete personas y heridas a otras 91
Kabul, Afganistán.- Un atentado suicida con un auto cargado con explosivos afuera del la puerta principal del cuartel principal de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Kabul cinco días antes de las elecciones presidenciales, provocó la muerte de siete personas y heridas a otras 91.

El atentado fue el peor ataque que ocurre en la capital afgana en los últimos seis meses.

El agresor logró burlar varios anillos de seguridad instalados por la policía afgana y logró detonar los explosivos en la entrada del cuartel principal de la fuerza militar internacional, un atentado posiblemente encaminado a lanzar el mensaje de los Talibán podrían lanzar un atentado en cualquier parte del país.

Además, lo hicieron en momentos en que los afganos se preparan para sus segundas elecciones presidenciales directas de su historia.

Los extremistas han advertido a los afganos que no voten y han amenazado con efectuar atentados contra los puestos de votación.

El cuartel general de la OTAN, donde el general estadounidense Stanley McChrystal está ubicado, se encuentra a un costado de la embajada estadounidense y comparte la misma calle que el palacio presidencial.

La explosión fue el primer atentado grave que ocurre en Kabul desde febrero, cuando ocho extremistas Talibán atacaron tres edificios gubernamentales de manera simultánea en el corazón de la ciudad, un atentado que provocó la muerte de 20 personas y ocho agresores.

Afganistán se preparaba para estos atentados antes de las elecciones. Trabajadores internacionales en el país planeaban trabajar desde sus hogares la próxima semana o fueron animados a salir del país. Soldados estadounidenses, de la OTAN y de Afganistán trabajaban para proteger los sitios de votación, particularmente en regiones donde los extremistas gozan de una buena presencia.

El presidente Hamid Karzai condenó el atentado y dijo que los afganos saben de la importancia de las elecciones del jueves.