Notimex
Cd. de México.- Atender las necesidades de vivienda de la población de bajos ingresos es una prioridad del gobierno del presidente Felipe Calderón, expresó el director general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), Carlos Gutiérrez Ruiz.
El funcionario expuso que en la mayoría de las ciudades del país reside más de 70 por ciento de la población, y es en ellas también donde se concentra el mayor número de mexicanos en condiciones de pobreza.

En el marco del Encuentro Nacional para la Producción y Gestión Social de Habitat, en la Universidad Iberoamericana, expuso que miles de hogares se asientan cada año en lugares poco idóneos para ser habitados y bajo condiciones precarias.

Explicó que para las autoridades municipales, la urbanización en suelo no apto y/o urbanizado cuesta dos o tres veces más y para las familias, los costos de vivir en estos sitios aumentan hasta en 50 por ciento debido a las características y largos procesos de edificación.

Ante este panorama, Gutiérrez Ruiz señaló que en la actual administración es una prioridad la atención a las necesidades de vivienda de bajos ingresos.

El gobierno federal promueve un mayor financiamiento habitacional a través de dos procesos paralelos: fomentar el mercado hipotecario primario y secundario, para atender familias cuyos ingresos les avale como sujetos de crédito.

Además, definir mecanismos para proveer de una vivienda a las familias cuyos ingresos no les permite acceder a una hipoteca y que requieren de apoyos gubernamentales.

La Conavi expuso en un comunicado la importancia y la aportación del sector social en la producción habitacional, y por ello busca promover herramientas de política pública que permitan un mayor acceso a fuentes de financiamientos, así como garantizar la seguridad jurídica de los proyectos de construcción de vivienda.

En promedio, durante los últimos 11 años, el sector social ha contribuido con cerca de la mitad de las viviendas nuevas.