Notimex
Poco más de 20 mujeres son atendidas cada mes en el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) debido a violencia familiar, señaló la titular del organismo, Ana Lidia Treviño.
Nuevo Laredo, Tamps.- En entrevista, indicó que aunque ya hay más conciencia de la denuncia, existe un grupo de féminas que no se quejan ante las autoridades correspondientes, aunque señaló que es un son mínimas.

"Algunas mujeres todavía tienen miedo de enfrentar todo lo que conlleva una denuncia, y se callan, pero el silencio es el peor enemigo de esta situación, porque lo único que se logra es fomentar que la situación nunca se detenga", manifestó.

Destacó que la desigualdad y la violencia doméstica se acentúan con la pobreza, razón por la que el grupo de colaboradoras del IMM intenta hacer conciencia entre estas mujeres, de hacerles ver que no están solas y que deben denunciar cuando son violentadas.

"En el Instituto ofrecemos conferencias y pláticas a mujeres y a estudiantes en las universidades, para estar más cerca de las mujeres que han sido víctimas de algún tipo de violencia, pero más en las colonias populares, que es donde más se presenta esta situación de violencia doméstica", dijo.

Treviño señaló que en las familias menos favorecidas es donde más se ve este problema, pero no se da exclusiva en esos sectores, el tema de la violencia ocurre también en todos lo niveles sociales y culturales.

Mencionó que parte de la violencia generada en contra de las mujeres, es porque ella mismas lo permiten, razón por la que se debe poner un alto a la situación y denunciar.

"Hay que desechar la idea que muchas mujeres aún tienen, de que los hombres la golpean porque las quieren mucho, no es así, porque la persona que ama a una mujer, la respeta, la valora y nunca le hará daño, por lo que tenemos que cambiar esos patrones que hemos inculcado, de que el hombre", expresó.