Buenos Aires.- Boca Juniors intentará hacer una buena diferencia de local en la dura serie que sostendrá con el Atlas, un equipo que no le teme y quiere faltarle el respeto en los cuartos de final de la Copa Libertadores.
La serie se presenta cerrada, sobre todo si se tiene en cuenta que ambos equipos ya se enfrentaron en esta edición de la Libertadores, en cuando integraban el Grupo 3.

En el primer partido disputado en La Bombonera, Boca se impuso por 3-0, pero en la vuelta, en Guadalajara, el Atlas venció por 3-1.

El partido de hoy se jugará en el Estadio de Vélez. Es que la Conmebol suspendió, al menos hasta fines de mayo, el Estadio de Boca, luego de la agresión que sufrió un línea en el partido ante Cruzeiro, por los octavos de final.

Para este duelo, Boca pondrá a todas sus figuras, dado que el entrenador Carlos Ischia ya se decidió por pelear el torneo continental, por sobre el local, en donde perdió algún terreno tras caer ante Estudiantes (1-0) el domingo pasado.

Por su parte, Atlas llega cansado, debido a la seguidilla de partidos que tiene sobre sus espaldas, dado que lleva disputados 32 partidos en tan sólo cuatro meses.

La carta de gol con la que cuenta el Atlas es Bruno Marioni, quien en la revancha entre ambos equipos de la primera fase marcó dos tantos y tuvo un paso fugaz por el club auriazul.