Nyon, Suiza.- El Atlético de Madrid fue el equipo español más afortunado en el sorteo de la fase de grupos de la Copa de la UEFA, que mantiene esperanzados a Villarreal y Getafe.
El conjunto rojiblanco vio bendecida su vuelta a Europa con un sorteo propicio, porque partía desde el bombo tres, con la amenaza de ser emparejado con rivales como el Bayern Múnich o el Leverkusen, y esquivó a los más peligrosos.

Ni el Panathinaikos griego del portugués José Peseiro, ni el Lokomotiv de Moscú, ni el Copenhague danés o el Aberdeen, octavo de la Liga escocesa, debieran poner trabas a su clasificación a los treintaidosavos de final de una competición, calificada como "la más variada" por el italiano Giorgio Marchetti, director de fútbol de la UEFA y maestro de ceremonias del sorteo, pero que en realidad quema demasiadas etapas antes de centrar la atención.

El desplazamiento a Moscú, a un campo en el ya goleó el Real Madrid en pretemporada (5-2), puede plantear algún problema más que el de Copenhague. Recibirá al Aberdeen y al Panathinaikos con lo que también se ha visto favorecido en ese sentido.

El Villarreal, que partía como cabeza de serie número uno, con el máximo coeficiente de la competición, es también favorito, pero tiene más que temer.

Jugará contra el AEK de Lorenzo Serra Ferrer, que llega a la competición tras ser despedido de la Liga de Campeones por el Sevilla, contra el Fiorentina, un histórico italiano que se encuentra en un buen momento y empató el pasado domingo contra el Juventus, y ante el desconocido Mlada Boleslav checo, cuya carta de presentación es haber eliminado del torneo al Palermo.

El conjunto del chileno Manuel Pellegrini evitará jugar en italia contra el Fiorentina, porque sus desplazamientos son a Atenas y al campo del Mlada.

El Getafe, por último, podría fijarse la tercera plaza del grupo como objetivo, sino más arriba, porque ni el Tottenham, decimoséptimo en Inglaterra, ni el Anderlecht, sexto en Bélgica, atraviesan por su mejor momento.

El Hapoel Tel Aviv, décimo de doce equipos en Israel, y el Aalborg, un equipo danés del que tendrá muchas referencias Michael Laudrup, están un escalón por debajo del Getafe. Londres y Dinamarca son sus desplazamientos.

Del resto del sorteo, destaca el grupo F, en el que el gran favorito, el Bayern Múnich tendrá que enfrentarse a un equipo inglés (el Bolton de Iván Campo), uno portugués (el Braga) y uno serbio (el histórico Estrella Roja).

En el grupo A, el AZ Alkmaar de Louis van Gaal y el Everton de Mikel Arteta deberían luchar por el primer puesto, por delante del Zenit ruso, el Nuremberg alemán y el Larissa griego.

En el D, el Hamburgo parece más potente que el Basilea suizo, el Stade Rennes francés, el Dinamo Zagreb o el Brann noruego. En el E, el Bayer Leverkusen mantiene su condición de favorito ante el Sparta Praga, el Spartak Moscú, el Toulouse francés y el Zúrich y, en el H, el Girondins y el Galatasaray turco deberán encabezar el grupo por delante del Austria Viena, el Panionios griego y el Helsinborg sueco.