Redacción
Saltillo, Coah.- Las negociaciones en el Congreso de la Unión en torno a la reforma electoral quedaron suspendidas, aunque se desconoce si total o parcialmente.
Y es que por la mañana, Francisco Ramírez Acuña, secretario de Gobernación, había confirmado la ruptura de las pláticas, e incluso manifestó su rechazo a "caprichos" de corrientes o partidos políticos en este tema.

"Efectivamente hoy (ayer) se rompieron durante la mañana las charlas que venían dándose con los coordinadores de las bancadas en razón del proceso de la reforma electoral", aseguró en conferencia de prensa.

Sin embargo, horas más tarde, el senador Carlos Navarrete, coordinador de la bancada del PRD en el Senado, desmintió al secretario Gobernación y le pidió guardar silencio y encierrarse en su despacho, porque no tiene -dijo- la menor idea de lo que está pasando en el Congreso de la Unión. "Mucho ayuda el que no estorba, mejor que se calle la boca".

Ernesto Saro, senador del PAN, sí admitió que las pláticas en el Senado por la Reforma Electoral estuvieron frenadas por la molestia del PRD a raíz del "desafortunado" detalle en que el mensaje de la perredista Ruth Zavaleta fue sacado del aire el sábado pasado.

"De alguna manera estuvieron frenadas el día de hoy (ayer); confío en que los coordinadores la desatoren esta misma noche, que mañana (hoy) que es la primera sesión, ya podamos avanzar", dijo Saro.

Otro que negó la ruptura del debate electoral fue el senador priísta Manlio Fabio Beltrones, quien incluso calificó de inconvenientes las declaraciones de Ramírez Acuña.
"No sé de dónde saca el secretario de Gobernación una conclusión de esa naturaleza. O está mal informado y por ello emite esas declaraciones o sus órganos de inteligencia son inútiles", sostuvo
el legislador.

De acuerdo con el priísta, hay un trabajo fino en la negociación, sobre temas específicos, con el objetivo de lograr un sistema electoral de tercera generación. (Con información de José Reyes y El Universal)