Notimex
Toluca.- La violencia doméstica y de pareja fueron identificadas como causa estructural de los homicidios cometidos contra mujeres en la entidad, reveló una investigación de la procuraduría mexiquense y la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).
De igual manera, fueron clasificadas como causas sociales de los asesinatos la desigualdad social, la pobreza y la marginación, así como el ascenso socio-ocupacional y educativo del sector femenino, según datos de dicha investigación.

Al dar a conocer el informe preliminar del estudio, el titular de la investigación, Nelson Arteaga Botello, precisó que se detectaron cinco clases de violencia ejercida contra las víctimas.

Luego de estudiar 109 averiguaciones previas y entrevistar homicidas, abundó, se descubrió que las mujeres fueron víctimas de la violencia de género, pasional, intrafamiliar, la producida por la explotación sexual y la asociada con hechos delictivos previos.

En conferencia de prensa conjunta con la fiscal especial para la atención de homicidios dolosos contra mujeres y delitos relacionados con violencia intrafamiliar y sexual, Patricia Martínez Cranss, dijo que el perfil de los homicidas se encuentra en un entorno masculino de poca tolerancia y una reducida pauta de autocontrol.

Además, manifestó, son en su mayoría personas de baja escolaridad que viven en ambientes de alta marginación y con empleos inestables o informales.

En el mismo sentido, señaló que la mayoría de las víctimas también presentan baja escolaridad, vivían en ambientes marginales urbanos o rurales, en un contexto de pobreza notable, individual y familiar, en condiciones de hacinamiento.