Notimex
Madrid.- Un total de 22 policías catalanes (mossos d'escuadra) heridos y siete jóvenes detenidos, fue el resultado de la violenta manifestación anfifascita realizada la víspera en la capital de Cataluña.
Según reportes de la prensa local, la mayoría de mossos d'escuadra presentaban contusiones, pero sólo uno requirió ser hospitalizado tras quedar inconsciente por el impacto de un objeto contundente que le fue lanzado.

La identidad de los detenidos, que permanecen en comisaría, no ha sido revelada y se espera que pasen a disposición judicial.

Los antifascistas catalanes, un millar según la policía, salieron a la calle en sintonía con los de Madrid para expresar su indignación por el asesinato del joven de 16 años, apuñalado en un metro madrileño cuando acudía a boicotear una manifestación contra la migración.

A diferencia de la manifestación en la capital madrileña en la que no se registraron incidentes, en Barcelona se realizaron actos de violencia en el centro de la ciudad.

Según la prensa local, los más graves se produjeron frente a la sede del Interior, a donde los radicales arrojaron piedras, botellas de vidrio, entre otros objetos como enormes vallas de obra metálicas, contra los agentes que custodiaban el edificio.

En tanto que los mossos d'esquadra dispararon pelotas de goma para disuadir a los manifestantes, que no lograron llegar a la plaza de Sant Jaume, donde estaba previsto finalizar la marcha.