Cerca de una de cada cinco mujeres en EU concluye su etapa de años fértiles sin nunca haber tenido hijos. Foto Archivo/vanguardia
Según el análisis, las mujeres con un mayor nivel de educación figuran entre las que tienen más probabilidades de postergar indefinidamente la crianza de hijos.
Washington, EU.- Cerca de una de cada cinco mujeres en EU concluye su etapa de años fértiles sin nunca haber tenido hijos, en comparación con una de cada diez en la década de 1970, según un informe divulgado hoy por el Centro de Investigación Pew.

Este aumento en la tendencia a no tener hijos se ha registrado en mujeres de todos los grupos étnicos y raciales y en casi todos los niveles educativos, aunque también ha disminuido en la última década entre mujeres con posgrados.

El informe sugiere que, para muchas parejas, el tener hijos no es necesariamente un requisito para preservar un buen matrimonio.

Según el análisis, las mujeres con un mayor nivel de educación figuran entre las que tienen más probabilidades de postergar indefinidamente la crianza de hijos.

Sin embargo, los investigadores del Centro Pew descubrieron una excepción notable: en 2008, el 24 por ciento de las mujeres entre 40 y 44 años y con maestrías, doctorados o licencias profesionales nunca tuvo hijos, un descenso sobre el 31 por ciento en 1994.

Aún así, la tendencia a no tener hijos sigue siendo muy común entre las mujeres con altos niveles de educación. En 2008, también el 24 por ciento de las mujeres entre 40 y 44 años y con licenciaturas nunca tuvo hijos.

Pero las mujeres con menores niveles de educación, sucedió a la inversa.

Así, sólo el 15 por ciento de las mujeres sin diploma de secundaria nunca tuvo hijos, tendencia que se repitió con el 17 por ciento de las que adquirieron un diploma de secundaria, y con el 18 por ciento de mujeres con algún nivel de educación universitaria.

Según el informe, en 2008, el 18 por ciento de las mujeres entre 40 y 44 años de edad, es decir, 1,9 millones, nunca tuvo hijos.

En comparación, en 1976, el diez por ciento de las mujeres en ese grupo demográfico, o un total de 580.000, nunca había dado a luz.

Según un desglosado racial del estudio, las blancas encabezaron en 2008 la lista de mujeres en ese segmento que nunca tuvo hijos, con un 20 por ciento.

A manera de comparación, el 17 por ciento de las negras y las hispanas entre 40 y 44 años no tenía hijos en 2008, y el 16 por ciento de las asiáticas de esas mismas edades, tampoco.

Comparado con otros países desarrollados, los índices de parejas sin hijos en EE.UU. son equivalentes a los de otras naciones e incluso más alto que en otros países, según el estudio que cita datos de la Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo.

Entre las mujeres nacidas en 1960, el 17 por ciento de las mujeres estadounidenses todavía no había tenido hijos al acercarse a los 40 años, comparado con el 22 por ciento en el Reino Unido, el 19 por ciento en Finlandia y Holanda, y el 17 por ciento en Italia e Irlanda.

Los porcentajes oscilaron del 12 al 14 por ciento para España, Noruega, Dinamarca, Bélgica y Suecia, y del siete al once por ciento para varios países de Europa oriental e Islandia, señaló el estudio.

En la actualidad, la tasa de fertilidad en EE.UU. se sitúa en cerca de dos hijos por cada mujer, comparado con 1,7 durante la década de 1970 o de 3,7 durante el período tras la Segunda Guerra Mundial.

Las que no tienen hijos biológicos, los adoptan o los adquieren como madrastras. Se calcula que hay 61,6 millones de niños biológicos en los hogares de EU, 1,6 millones de niños adoptivos y 2,5 millones de hijastros, según el Censo.

Pero el estudio se centró exclusivamente en las mujeres que nunca han tenido sus propios hijos.

El análisis ofrece como posible explicación de esa tendencia a que, según los académicos, han disminuido las presiones sociales para que las mujeres los tengan, una decisión que ahora se acepta como "algo personal".

Además, "mejores oportunidades de empleo y mejores métodos anticonceptivos ayudan a crear alternativas para las mujeres que optan por no tener hijos", indicó el documento del Centro de Investigación Pew, que se apoya en datos de fertilidad de la Oficina del Censo.

El estudio reveló que sólo el 41 por ciento de los estadounidenses consideró que tener hijos es muy importante para preservar el matrimonio, aunque cerca del 38 por ciento indicó en 2009 que el aumento en el número de parejas sin hijos no es bueno para la sociedad.