Arturo Estrada
Saltillo, Coah.- Aunque finalmente el "gasolinazo" no entrará en octubre, la simple amenaza bastó para que la leche que subsidia el Estado subiera en un 9 por ciento.
El secretario de Desarrollo Social, Hugo Martínez, afirmó que la leche costaba 5.50 pesos, y que recientemente subió 50 centavos.

Si bien, abrió la posibilidad que el Estado absorbiera el incremento, el funcionario advirtió que primero lo tendrá que tratar con la Secretaría de Finanzas.

"Los aumentos previos que se dieron nos causaron problemas, porque bastó anunciarlos para que esto subiera; y si ahora lo van a postergar quizá más adelante sirva de pretexto para subir más cosas; está muy difícil la situación con las alzas", afirmó.

La leche que distribuye y comercializa la Secretaría de Desarrollo Social mantiene un precio bajo gracias al apoyo de la Fundación Daimler Chrysler México IAP, Fundación Lala, Fundación Pape, Alcoa Foundation, Gutiérrez y Merco.

"Se reparten cerca de 4 millones de litros a nivel estatal, estamos viendo la manera de incrementar esto; estamos haciendo estudios socioeconómicos para esto", agregó.