Universal
México, D.F.- Un grupo de diputados federales del PAN se rebeló ante su coordinador, Héctor Larios, por la propuesta de aumentar un impuesto de 5.5 por ciento a la gasolina, incluida en la reforma fiscal del presidente Felipe Calderón.
Ayer, en la reunión previa a la sesión de San Lázaro, Larios recibió reclamos de un grupo de sus legisladores -al menos 30 de 207, calculan diputados de la fracción- por el costo político que acarreará el incremento en el energético.

Por su parte, el senador Manlio Fabio Beltrones declaró que la bancada del PRI no ha definido su posición sobre el aumento al combustible.

"No hay una decisión al respecto. En la bancada hay quienes se han pronunciado a favor pero también otros han hecho saber su indisposición para apoyarla", dijo el legislador.

El senador Carlos Navarrete, coordinador de la bancada del PRD, anticipó que su partido no votará a favor de elevar el precio de los combustibles.

Además, como las propuestas perredistas no se han tomado en cuenta por las autoridades hacendarias, dio por hecho que votarán en contra de la reforma fiscal.


El PAN impulsó nuevo impuesto a gasolinas

* El PAN presentó en la Cámara de Diputados una iniciativa para aplicar un impuesto adicional de 5.5% a las gasolinas y diesel a partir del próximo año.

* Esta medida pretendía destrabar las negociaciones para una reforma hacendaria.

* Con la propuesta, la gasolina Magna aumentaría 38 centavos y la Premium 47 centavos.

* Se prevé que la sobretasa se aplique gradualmente durante los primeros cinco meses de su entrada en vigor.

* El incremento sería independiente del aumento mensual de 4 centavos que se aplica actualmente.

* Con el nuevo gravamen se obtendrían recursos adicionales por 22 mil 700 millones de pesos.