NOTIMEX
Buenos Aires, Argentina.- Un total de 171 kilogramos de efedrina fueron decomisados en los últimos 60 días en la ruta aérea Buenos Aires-Ciudad de México, por lo que las autoridades argentinas creen que traficantes establecieron una nueva vía para el precursor.
Fuentes de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) de Argentina indicaron a Notimex que tras el hallazgo de las cargas se reforzó el control en las salidas hacia la capital mexicana.

Agentes federales mexicanos decomisaron el sábado pasado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México 42 kilogramos de efedrina que procedía de Buenos Aires.

Este hallazgo se suma a los 52 kilogramos de ese precursor químico que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de México habían encontrado en el mismo aeropuerto el 22 de marzo pasado.

Lo único que cambió en ambos casos fue la modalidad, ya que el primer cargamento fue encontrado en dos cajas de cartón que presuntamente transportaban suplementos dietéticos y el segundo en cuatro maletas que habían sido despachadas desde Buenos Aires.

Además, el 22 de abril pasado la Aduana argentina logró detectar un tercer cargamento de 77 kilogramos de efedrina que iba hacia México y que había sido registrado como materiales de construcción para exportar.

Las fuentes de la Sedronar explicaron que los cargamentos de efedrina, un precursor químico para la síntesis de la anfetamina que tiene acción psicoestimulante, están aumentando porque México es un país 'altamente consumidor'.

Reconocieron, además, que los operativos en los que se logran decomisos sólo representan un síntoma del crecimiento del narcotráfico, ya que siempre se calcula que es más la droga que se logra vender que la que se incauta.

Los informes oficiales son alarmantes ya que advierten que Argentina, en los últimos años, dejó de ser un lugar de paso para el narcotráfico y se convirtió en un país productor y con indicadores crecientes de consumo.

En 2007, por ejemplo, el Cuerpo de Gendarmería de Argentina incautó tres mil kilogramos de cocaína, lo que superó los dos mil 354 kilogramos que se habían requisado en 2006.

Otra droga cuyo consumo va en aumento en este país sudamericano es el éxtasis, que se trafica desde Europa hacia América Latina y cuyos 'clientes' en Argentina se duplicaron en sólo un año.

Una encuesta de Sedronar advirtió que el éxtasis, que es una de las llamadas 'drogas de diseño', fue consumido en 2007 por 800 mil personas, 400 mil de las cuales reconocieron que las probaron por primera vez.

A los sectores sociales más bajos de Argentina los aqueja otra tragedia, la del 'paco', residuo de la cocaína cuyo consumo, según los especialistas, creció en un 500 por ciento en los últimos cuatro años.