El Universal
Un cisma en la cúpula del partido terminó en la salida de la mujer más votada en México y por quien, en buena parte, el partido logró el registro
Ciudad de México.- A poco más de un año de la salida de su mayor atractivo, el Partido Socialdemócrata (PSD) perderá su registro por no alcanzar el 2% de la votación a nivel federal.

En marzo del 2008, un cisma en la cúpula del PSD terminó en la salida de Patricia Mercado, la mujer más votada en México y por quien, en buena parte, su ex partido logró el registro en la elección de 2006.

Antes del PSD, Mercado fundó en 2000 Democracia Social, el partido de la rosa, bajo el cobijo de Gilberto Rincón Gallardo.

Tres años después, Patricia fundó México Posible.

Patricia Mercado Castro nació en 1957 en Ciudad Obregón, Sonora, y su primera influencia, según ella misma, fue su madre Gela.

Sin embargo, otra figura femenina influyente en la cuarta mujer postulada a la presidencia de la República, milita en el PRD y es muy cercana a López Obrador: Rosario Ibarra de Piedra.

Desde joven, Mercado se interesó en la política tras haber estudiado Economía en la UNAM y posteriormente se incorporó al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), partido del que Ibarra de Piedra fue candidata presidencial en 1988 con 80 mil sufragios, de un total de 19 millones 99 mil 157, es decir, obtuvo sólo el 0.42%.

En contraparte, la fundadora de Alternativa es la mujer que más votos ha obtenido en su candidatura presidencial: un millón 128 mil 850 sufragios el 2 de julio.

Mercado logró el 2.7% del total de la votación.

Hace un año, la ex candidata presidencial acusó a sus ex compañero de Alberto Begné y al actual presidente del PSD, Jorge Carlos Díaz de avalar irregularidades en la elección interna.

Ahora, Jorge Carlos Díaz Cuervo, todavía presidente nacional del PSD, ofreció disculpas a los millones de mexicanos que decidieron no votar, abstenerse o que decidieron anular su voto.

Se hizo responsable por estas cifras, ya que no lograron tener el talento y la audacia para hacerles ver que el PSD era una "opción que valía la pena".

Díaz Cuervo, acompañado de Luciano Pascoe, vicepresidente del partido, dijo que su proyecto no termina porque "estamos en deuda con ese sueño y deberá seguir y continuar, deberemos encontrar la forma de reencausar ese sueño" que dijo ya encontraremos alguna.

Reconoció y felicitó a las 351 mil 496 personas que creyeron en esta propuesta.

"Son más de 350 mil personas que creen que las cosas no se solucionan a balazos y que no deben ser discriminadas", dijo.

"Estamos en deuda y seguiremos luchando por transformar a este país".