Pascual Escandón/El Guardián
Saltillo, Coah.- Singulares son las lluvias que recientemente han caído en la ciudad, pues mientras en algunos puntos provocan inundaciones, existen sectores de la propia mancha urbana donde rara vez se asoma una llovizna.
Por ese motivo, El Guardián salió al corazón de Saltillo, donde las impresiones sobre este tema van desde la indiferencia hasta el claro temor de que en sus colonias pueda ocurrir lo que en las imágenes de este medio se han presentado.

CON MIEDO

Gloria Elena Martínez habita en la colonia Zaragoza donde según comentó la lluvia "se ha portado bien", sin embargo, el hecho de que colonias como la Magisterio Sección 38 hayan sufrido estragos sí ha provocado inquietud en la familia.

"Qué tal si pasa lo mismo en mi casa, no sé qué haría, no estamos preparados para eso, y todo porque nunca pasa algo grave", dijo.

De acuerdo con la mujer, hacen falta planes de contingencia para esos momentos en que la naturaleza cobra la factura de lo que el hombre ha destruido.

En otro punto del centro, se encontró a Rosa Luna, habitante de Arteaga, quien llegó a hacer unos trámites en el Registro Civil.

"Fíjese, si en la colonia (Autopista de Arteaga, Coahuila) lo que queremos es agua, no nos cae nada, toda se viene pa'acá", dijo la mujer en un tono irónico.

Según platicó, ella vive en la colonia Autopista, donde carecen de los servicios básicos, así que al ver cómo en algunas colonias la lluvia provoca desastres, pues agradece el hecho de vivir en un sector que se ubica en lo alto de un cerro.

"Mi colonia está en alto, por eso no se inunda, al contrario, el agua es absorbida por la tierra", dijo.

SIN GARANTIAS

Por su parte, Doroteo Rivera, quien vive en la colonia Saltillo 2000, dijo que ahí se ha canalizado el agua que resulta de las precipitaciones, y el tema le ha sido indiferente a ese sector.

Sin embargo, admitió que no se puede pasar por alto que una colonia parece segura porque no se ha visto afectada por este tipo de incidentes, pero nada garantiza que ocurra algo similar algún día.

"Aguas con creer que todo está seguro, yo creo que lo mismo pensaban en la colonia esa que se inundó y ya vieron las fallas que tiene", dijo el hombre.

Otros de los sectores que suele inundarse apenas caen las primeras lluvias son los que se ubican al pie del Cerro del Pueblo, por ejemplo, la colonia María Luisa, donde en ocasiones anteriores este medio ha reportado los destrozos que provoca el agua a su paso.

Por eso, la preocupación y la resignación siempre se hacen presente, así lo confirmó Ernestina Saldívar, quien ya ha sufrido los estragos de habitar por esos rumbos.

"Allá sabemos mucho de eso, pero no se lo deseamos a nadie" expresó.