Pekín, China.- Las autoridades chinas han retirado un total de 2.000 anuncios en radio y televisión y se cerraron siete emisoras, desde la entrada en vigor el 25 de septiembre de una normativa que prohíbe publicidad con contenido erótico en los medios de comunicación en el país, informó hoy la prensa estatal.
Un número no revelado de productores de programas de temática sexual implícita o explícita fueron sancionados, y 15 programas dejaron de emitirse, añadió la información de la agencia estatal Xinhua.

Ya antes de la regulación, en el mes de agosto, 1.500 anuncios con contenido erótico habían sido prohibidos.

"Radios y televisiones del país han examinado sus listas de emisión, y los esfuerzos han tenido resultados", aseguró la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión de China (SARFT), reguladora de los medios chinos y responsable de su censura.

La prohibición fue hecha pública el pasado 25 de septiembre, a raíz del éxito en el sur de China de una serie de programas de radio "sexualmente sugestivos", en opinión de la Administración.

"SARFT pide a los medios que mantengan un sentido de la responsabilidad, pero algunos de ellos se han rendido a los índices de audiencia y los beneficios, causando un vil impacto", afirmaba la institución en el edicto que prohibía este tipo de anuncios.

También se han prohibido desde hace dos semanas anuncios de juguetes sexuales, medicinas que aumentan la potencia sexual, e incluso medicinas para las enfermedades de transmisión sexual.

La censura no termina allí, ya que, además, en programas chinos de cazatalentos al estilo de "American Idol" u "Operación Triunfo", los concursantes tienen ahora prohibido coquetear entre sí, así como divulgar rumores negativos sobre sus compañeros.

Algunos analistas opinan que el recrudecimiento del puritanismo en los medios chinos se debe a la proximidad del XVII Congreso del Partido Comunista de China, evento que cada cinco años copa la información de los medios chinos (aunque ésta siempre es dictada por la propaganda nacional).