El Universal
Da la Cofeco visto bueno a la televisora tras determinar que cumplió con la condición impuesta por este órgano antimonopolio para adquirir a la cablera
La Comisión Federal de Competencia (Cofeco) autorizó a Televisa la adquisición del 49% de Cablemás, tras determinar que la empresa de Emilio Azcárraga Jean cumplió con la condición impuesta por este órgano antimonopolio para adquirir a la cablera.

En julio de 2007, la Comisión que preside Eduardo Pérez Motta impuso a Televisa fijara un precio unificado en la venta de sus contenidos a otros operadores de TV de paga.

En consecuencia, Televisa presentó en diciembre de ese año una serie de compromisos que daban cumplimiento a las condiciones de must offer, must carry e independencia de otras redes de TV por cable, refirió Cofeco en un comunicado.

Agregó que el plazo para acreditar la entrega de estos contenidos vencía el 4 de abril de 2008.

Con ello, la Cofeco garantizaba que todas las empresas de TV restringida -que por su escala estuvieran en una posición desfavorable de negociación- se beneficiaran del mejor precio que ofrece Televisa por sus contenidos, independientemente del tipo de red.

De este modo, se evitaba que Cablevisión, filial de Televisa, accediera a una tarifa diferenciada frente al resto de competidores.

En oferta pública, que la misma Cofeco vigiló, Televisa recibió 168 solicitudes por parte de concesionarios de TV por cable, de los que sólo se registró una queja que ponía en duda el cumplimiento de las condiciones impuestas.

Sin embargo, Televisa acreditó que, en este caso específico, la empresa interesada no entregó la documentación que respaldara su título de concesión y las facultades de su representante legal, necesaria para beneficiarse de la oferta pública.

Con todo, la empresa involucrada mantiene su derecho a acogerse a la oferta pública en cuanto entregue la información necesaria para suscribir el contrato, indicó Cofeco.

Apuntó que de forma independiente al vencimiento del plazo, las condiciones impuestas por Cofeco tienen vigencia permanente.

"Televisa estará obligada, en cualquier momento, a ofrecer en términos no discriminatorios sus contenidos audiovisuales de TV abierta a cualquier concesionario de TV restringida que los solicite (must offer) y a garantizar el acceso, también de manera no discriminatoria, de otras señales de TV abierta a las redes de TV restringida en que participa esta empresa (must carry)".

Condicionó además que para garantizar la independencia respecto de otras redes, deberá acreditarse a más tardar en noviembre del próximo año la salida de Cablemás de PCTV, la sociedad de compra de contenidos en la que hasta ahora participa junto con otros concesionarios de TV restringida.

El cumplimiento de una condición análoga deberá acreditarse en agosto de 2008 para el caso de TVI, que participó en una fusión similar con Televisa en febrero de 2007.