Foto: César Vargas/Vanguardia
Édgar Moncada
El refinanciamiento de créditos contraídos desde 2009 por los Ayuntamientos de Ramos Arizpe y Matamoros, así como un nuevo préstamo para éste último municipio fueron aprobados
Saltillo.- El refinanciamiento de créditos contraídos desde 2009 por los Ayuntamientos de Ramos Arizpe y Matamoros, así como un nuevo préstamo para éste último municipio fueron aprobados por la mayoría de los integrantes de la legislatura local durante la sesión de ayer martes, en dictámenes separados presentados por la comisión de finanzas.

En lo que respecta al municipio de Matamoros, se autorizó contratar con el Banco Nacional de Obras y Servicios, Banobras, el refinanciamiento del crédito aprobado en octubre 2009 por la cantidad de 60 millones de pesos y que a la fecha tiene un saldo de 36 millones 800 mil 772 pesos con 55 centavos.

Además, el cabildo de esa localidad solicitó un nuevo crédito por 15 millones de pesos, más intereses, y accesorios financieros correspondientes a un plazo de 10 años, cuyo beneficio deberá traducirse a mejorar las condiciones de las tasas de interés, perfil de amortización y garantías, así como destinar el nuevo crédito para obra pública productiva.

Según el dictamen, el Ayuntamiento de Matamoros deberá analizar con la institución financiera los mecanismos de pago de los compromisos crediticios adquiridos, y otorgará como garantía de pago las participaciones presentes y futuras que en ingresos federales le corresponde.

En el caso de Ramos Arizpe, se aprobó el refinanciamiento de un crédito otorgado en octubre de 2009 a este municipio por 70 millones de pesos y cuyo monto a febrero de este año se calculó en 42 millones 969 mil 955 pesos con 84 centavos.

El crédito fue solicitado por este ayuntamiento cuando Ricardo Aguirre Gutiérrez, el actual alcalde, estaba por concluir su primer periodo al frente del cabildo de esta ciudad bajo la bandera del Partido Acción Nacional.

Las autoridades de Ramos Arizpe también deberán analizar con los representantes de Banobras los mecanismos de pago que acarrean este refinanciamiento y de igual manera colocan como garantía de pago sus participaciones federales.

El diputado Fernando Gutiérrez, del Partido Acción Nacional, votó en contra de los dictámenes al considerarlos como ilegales, recordó además que en 2010 el propio Auditor Superior del Estado, Armando Plata solicitó la derogación del artículo 9 de la ley de deuda pública, el cual permite los constantes refinanciamientos.