Notimex
México.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló las sanciones de tres a nueve años de prisión y de 30 mil a 300 mil días de salario mínimo a quien poseea, utilice o distribuya tarjetas de credito o débito clonadas a sabiendas de que son falsas.
La Corte resolvió que la pena que establece el artículo 112 bis de la Ley de Instituciones de Crédito es constitucional, pues se sanciona el objeto del ilícito, es decir, la posesión de distintas especies de tarjetas falsas.

Al negar un amparo en revisión, la Primera Sala del alto tribunal determinó que no existe confusión en la redacción del mencionado artículo que pudiera generar imprecisiones sobre la existencia de dos o más tarjetas.

El quejoso argumentó que la pena se aplica contra "la existencia de dos o más tarjetas, pero no se especifica qué pena correspondería a quien cometiera el ilícito respecto de una tarjeta", lo que según él vulnera el principio de exacta aplicación a la ley.

En este sentido, la persona que interpuso el amparo reclamó que "la palabra tarjetas implica la existencia de dos o más de dichos instrumentos", por lo que sostuvo que en el juicio que se le siguió no consta que existan dos o más de dichas tarjetas falsas.

Las sanciones se impondrán "al que posea, utilice o distribuya tarjetas de crédito, de débito, formatos o esqueletos de cheques o en general instrumentos de pago utilizados por el sistema bancario, a sabiendas de que son falsos".

La Primera Sala subrayó que todas las clases de tarjetas, sean de crédito o de débito, pueden ser objeto de delito, sin que sea necesario referirse a la cantidad de plástico que originen la conducta delictiva.