Notimex
Bruselas.- El formador del gobierno belga, el flamenco democristiano Yves Leterme, está cerca de conseguir un acuerdo con el resto de formaciones políticas de la coalición 'naranja-azul' para formar un gobierno en Bélgica.
Según el diario flamenco De Tijd, y basándose en fuentes internas del partido de Leterme, el CD&V, el triunfador de las últimas elecciones belgas, estaría a punto de cerrar un acuerdo con los partidos francófonos de la coalición.

'Yves Leterme ha conseguido en silencio una apertura referente al menú para una reforma de Estado', señaló la fuente, al explicar además que 'todo sigue aún formulado vagamente en un documento de dos páginas' que ha elaborado Leterme.

Según este borrador de acuerdo, los francófonos permitirían a los flamencos tener más autonomía en Flandes y que tengan más competencias respecto al impuesto sobre las personas físicas, pero no sobre el impuesto de sociedades.

El 10 de junio pasado Leterme ganó las elecciones, convirtiéndose así en el principal candidato a primer ministro belga, aunque para alcanzar la mayoría necesaria tuvo que comenzar negociaciones con otras formaciones.

Creó la coalición 'naranja-azul', formada por cuatro partidos, los democristianos y liberales de Flandes (flamencos) y de Valonia (francófonos), y decidieron recluirse en la academia Val Duchesse, en las afueras de Bruselas, para negociar los programas de gobierno.

Sin embargo, han pasado 160 días y Flandes y Valonia se encuentran cada vez más divididas, en especial desde que hace unos días los diputados flamencos utilizaran su mayoría en la Cámara para declarar la escisión del distrito electoral y judicial de Bruselas-Hal-Vilvorde.

Se trata de la periferia de Bruselas, enclavada en territorio flamenco, pero que hasta ahora se consideraba oficialmente bilingue, como Bruselas capital, aunque la inmensa mayoría de sus ciudadanos son francófonos, que ahora tendrán que funcionar como flamencos.

Entonces el rey de Bélgica, Alberto II, realizó un llamado a los presidentes de la Cámara de Representantes y del Senado para emprender un diálogo y poner freno a la crisis actual belga que amenaza incluso con dividir el país en dos.

Por otra parte, los ciudadanos se encuentran también muy enfrentados entre los independentistas flamencos y los partidarios de la unidad del país, quienes han organizado para mañana domingo una manifestación a favor de la unidad de Bélgica.

La marcha partirá de la estación del Norte y atravesará la ciudad hasta llegar al Parque del Cincuentenario, situado junto a las instituciones de la Unión Europea (UE), donde habrá música y animación, y se entregarán firmas en favor de la unidad.