Washington, EU.- La producción de servicios, que representa lo esencial de la actividad en Estados Unidos, bajó en enero por primera vez en cinco años, reforzando la probabilidad de que la economía se encuentre ya en recesión, según temen analistas.
El índice que mide la producción de servicios cayó a 41,9% contra 54,4% en diciembre, indicó este martes la asociación de directores de compras del sector (ISM), situándose en su nivel más bajo des de octubre de 2001, después de los ataques del 11 de setiembre de 2001 en Estados Unidos.

También es la primera vez desde marzo de 2003 que el índice pasa por debajo de la barra de los 50 puntos, marcando una contracción de la actividad. Por su parte el índice compuesto, nuevo instrumento del ISM, bajó a 44,6%.

"Este informe da una prueba acuciante de la recesión de la economía estadounidense", resumió Sal Guatieri de BMO Capital Markets.

Una contracción en los servicios es particularmente inquietante porque el sector representa más de cuatro quintos de la actividad económica en Estados Unidos.

En enero 14 de los 17 sectores de servicios registraron bajas en su actividad. Las órdenes cayeron a sus niveles más bajos desde octubre de 2001, y el empleo bajó a su piso de febrero de 2002.

La Bolsa de Nueva York bajó fuertemente este martes, afectada frontalmente por los temores de recesión: el Dow Jones perdió 2,92% y el Nasdaq bajó 3,08%.

"La economía estuvo contra la pared en enero. La caída extraordinaria de la opinión de los directores de compras plantea claramente la probabilidad de que estemos en recesión" estimó el economista independiente Joel Naroff.

En efecto, 42% de los responsables citados por el ISM son más pesimistas en relación al año próximo, contra 16% solamente que estima que las cosas irán mejor.

"El temor a la recesión se instala", resumió un responsable del sector financiero, citado por el ISM. "Los negocios son difíciles al comienzo del año, luego de un cuarto trimestre muy difícil", agregó un ejecutivo del sector inmobiliario.

Este índice se agrega a las múltiples señales de recesión. La economía perdió empleos en enero por primera vez en cuatro años y medio, y el crecimiento del último trimestre de 2007 fue extremadamente bajo (+0,6% solamente, en ritmo anual).

Las ventas de automóviles bajaron en enero, y este martes el comercio minorista mostró otra señal de agotamiento, con un alza de 1,7% en las ventas semanales de las cadenas de tiendas (como Gap, Wal-Mart..) la semana pasada, que debería culminar en la performance mensual "más débil que se haya registrado en un mes de enero", según la asociación de centros comerciales (ICSC), que registra los datos del sector.

Estados Unidos sufre de lleno la crisis inmobiliaria y financiera originada en el sector de préstamos hipotecarios a riesgo "subprime", que afectan a la economía, reduciendo los activos de las familias y encareciendo considerablemente el acceso al crédito.

Según la Reserva Federal (Fed), los bancos endurecieron fuertemente las condiciones para el otorgamiento de créditos en los últimos tres meses, ya sea para los préstamos a las empresas o a los particulares. Ello podría trabar todo el ciclo económico.

La Fed ya redujo drásticamente su tasa directriz, en 1,25 puntos porcentuales, para llevarla a 3%. Los analistas estiman que las últimas cifras publicadas deberían incitar al banco central a continuar bajándola.

"Pronosticamos una nueva reducción de medio punto en la reunión del 18 de marzo", comentó Stephen Gallagher de la Société Générale.