El Universal
Los delincuentes intentaron atacar con granada a federales, sólo hieren a tres
XALAPA, Ver.- Agentes federales y un grupo de sicarios que viajaban en un auto blindado se enfrentaron con armas de grueso calibre y granadas de fragmentación en pleno centro turístico del puerto de Veracruz.

Durante la refriega, dos presuntos delincuentes perecieron calcinados en el interior de su automóvil cuando les explotó una granada que pretendían arrojar a los agentes. Tres policías resultaron con lesiones leves por esquirlas y un taxista está gravemente herido al ser alcanzado por una bala.

Además, se reportaron daños cuantiosos en vehículos e inmuebles comerciales, así como en una iglesia católica, considerada la primera de Veracruz de la época virreinal.

De acuerdo con informes oficiales, los agentes federales, quienes realizaban recorridos de disuasión, prevención y vigilancia, intentaron revisar a los ocupantes de un vehículo BMW; sin embargo, en respuesta fueron atacados, por lo que inició una persecución y balacera.

Cerca de las 14:30 horas comenzaron los enfrentamientos en la calle de Juan Enríquez y 20 de Noviembre del centro turístico. Instantes después se extendieron al tradicional barrio de La Huaca y culminaron en las calles 20 de Noviembre y Doblado, cerca de la iglesia del Cristo del Buen Viaje.

Daños materiales

Durante más de 10 minutos los agentes federales y los ocupantes del auto blindado se enfrascaron en balaceras por las calles del Centro Histórico, el cual fue cerrado al tránsito vehicular y peatonal; además los comercios bajaron sus cortinas.

A unos metros de la iglesia del Cristo del Buen Viaje, los presuntos sicarios intentaron atacar a las fuerzas federales con una granada, sin embargo les explotó y murieron calcinados.

En el lugar, por lo menos 10 vehículos sufrieron daños, cuatro de ellos -Explorer, Ranger, Beatle y un Tsuru- explotaron y se incendiaron en su totalidad.

Los tres agentes federales que resultaron lesionados por esquirlas recibieron atención médica y su estado de salud se reporta como estable.

En tanto, autoridades policiacas reportaron que el conductor del taxi número económico 860 fue alcanzado por una bala, por lo que fue internado en el Hospital General donde se le reporta como muy grave.

Elementos del Ejército mexicano, Policía Federal y de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río cerraron el paso vehicular y peatonal en todo el centro histórico e hicieron llamados a la ciudadanía a no acercarse al lugar del enfrentamiento.

Después del enfrentamiento, comandos de la Armada de México mantuvierron resguardadas las principales calles y avenidas del centro histórico porteño, mientras que un helicóptero de la Marina realizaba sobrevuelos. A las 17:00 horas fuerzas federales y miliatres liberaron los accesos. En el lugar se aseguraron armas, granadas y equipo táctico, informó Seguridad Pública.