LA JORNADA
La Habana, Cuba.- El Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) de México anunció aquí hoy la apertura de una línea de crédito revolvente por 20 millones de dólares para financiar la venta de bienes y servicios a Cuba, como parte del impulso que ambas partes quieren dar a su decaído intercambio.
Con ese mecanismo "se restablece la relación financiera entre los dos países, con la idea de ampliar los objetivos y alcances de la línea a mediano plazo", dijo Rolando Vázquez, director general adjunto de Banca Empresarial de Bancomext, durante la 15 reunión del Comité Empresarial México-Cuba, que el miércoles concluyó dos días de sesiones.

Relanzan intercambio

La reunión fue "el relanzamiento de nuestra relación comercial", sostuvo la jefa de la Unidad de Relaciones Económicas y Cooperación Internacional (equivalente a vicecanciller) de México, Luz María de la Mora.

La funcionaria informó, con datos del Banco de México, que el comercio bilateral ha caído en los tres últimos años: 241.9 millones de dólares en 2005; 237.8 en 2006, y 206.1 en 2007.

Sin embargo, al concluir la reunión, De la Mora afirmó a La Jornada que terminaba "con mucha confianza en que los dos países van a aprovechar la oportunidad que se les abre".

En el encuentro expuso que el año pasado las principales exportaciones mexicanas a la isla fueron aluminio, plásticos, maquinaria, café y manufacturas metá- licas, mientras las importaciones fueron de tabaco, fundición de hierro, ron, productos químicos, cobre y sus manufacturas.

Entre los sectores por explorar señaló el ejemplo de los productos agropecuarios, pues Cuba compra menos de uno por ciento de las exportaciones mexicanas, aunque para la isla es su segundo renglón de importaciones.

Luego precisó que productos de alta exportación mexicana, como aceites de petróleo, refrigeradores, autopartes, televisores, partes y accesorios de computadora, lámparas fluorescentes, alambres de cobre, acondicionadores de aire y conductores eléctricos, son renglones de alto impacto en las importaciones cubanas.

La línea de crédito, que equivale a sólo 10 por ciento del actual nivel de intercambio, será válida en forma proporcional al grado de componentes mexicanos del producto, y los exportadores podrán cobrar su operación de contado, explicó Vázquez.

El Banco Nacional de Cuba, la contraparte del pacto, cubrirá de contado el tramo no financiable de la operación y pagará capital e intereses a 180 días.