Notimex
México.- Analistas económicos del sector privado disminuyeron de nueva cuenta sus expectativas de crecimiento económico para México en 2009, de -1.16 a -1.92 por ciento, de acuerdo con la encuesta de febrero que elabora el Banco de México (Banxico).
Según los especialistas, los principales factores que podrían obstruir el ritmo de la actividad económica en los próximos meses son la debilidad de los mercados externos y de la economía mundial y la situación de inestabilidad financiera internacional.

Además de la presencia de incertidumbre cambiaria; la debilidad del mercado interno; la falta de avances en materia de reformas estructurales; los problemas de inseguridad pública en el país y la disponibilidad de financiamiento interno.

No obstante, los analistas consultados por el banco central esperan para 2010 una reactivación económica, por lo que el Producto Interno Bruto (PIB) del país podría crecer 2.0 por ciento.

Para el cierre de 2009, prevén además una inflación general anual de 4.05 por ciento, una tasa más baja que la captada en la encuesta de enero pasado, de 4.12 por ciento.

De esta forma, las expectativas de inflación se acercan más a la meta del Banxico de 3.0 por ciento, con un margen de variabilidad de un punto porcentual, luego de que en diciembre alcanzaron un máximo de 4.56 por ciento.

Para 2010, los analistas aumentaron marginalmente sus previsiones de inflación, de 3.74 a 3.76 por ciento, pero dentro de la meta oficial.

Los especialistas encuestados señalaron que México requiere instrumentar diversas medidas para alcanzar mayores niveles de inversión privada, como reformas laboral, energética, mejorar el marco regulatorio, mayor desregulación y facilitar la competencia.

La encuesta de febrero reflejó también la debilidad en el clima de negocios y en el nivel de confianza que prevalecerá en los próximos meses.

Y es que 83 por ciento de los analistas entrevistados espera que estos indicadores empeorarán, mientras que sólo 3.0 por ciento prevé que el ambiente será más propicio que en los meses anteriores y el resto espera que se mantenga igual.

Asimismo, los especialistas esperan que este año el número total de trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se reduzca en 325 mil personas.

En tanto, el pronóstico para 2010 es que la mejoría en el ritmo de la actividad económica permitiría un incremento de 157 mil nuevos empleos.

Por otra parte, los analistas revisaron al alza sus expectativas del tipo de cambio para el cierre de 2009, de 13.50 a 14.10 pesos por dólar.

Respecto al precio promedio de la mezcla mexicana de exportación se espera que en todo 2009 resulte en 42.65 dólares por barril en promedio.