Barcelona<br>Foto: AP
Sin sus estrellas Ibra, Messi, ni Rafa Márquez, el club español ya lidera su grupo y garantiza su pase a octavos de final
Sin Ibrahimovic ni Messi, el Barça fue fiel nuevamente al conceptofutbolístico que diseña Pep Guardiola y firmó la mejor actuación de latemporada para derrotar claramente al Inter de Milán (2-0) , lo que vale liderar su grupo en la 'Champions' y prácticamente garantizarse su clasificación para octavos de final.

Dirigidos por un genial Andrés Iniesta, el Barça resolvió el primerpartido complicado de la semana con suficiencia. Se ponía en duda lasupremacía del tricampeón y los azulgrana respondieron de la mejormanera posible, derrotando sin dudas al Inter de Mourinho.

Ni Ibra ni Messi jugaron un solo minuto y los azulgrana no echaronen falta ni a Zlatan ni a Leo. Guardiola no quiso arriesgarse y dejó asus dos máximas estrellas, ambos con problemas físicos, en elbanquillo. Es más en la víspera pidió la oportunidad de que equipo sereivindicara e intentara ganar sin ellos, su equipo entendió elmensaje, porque el Barça firmó un partido primoroso.

No echó en falta el equipo azulgrana ni a uno ni a otro, porque jugóde fábula, sobre todo en el primer tiempo, periodo en el que marcó losdos goles. Destacó la medular con Busquets y Xavi, el factor sorpresafue Iniesta. El albaceteño empezó por la banda derecha, pero campó asus anchas por el centro, en la media punta y sembró el desconciertoentre los interistas.

Desde el primer minuto supo el equipo de Guardiola a lo que jugaba ylo que se jugaba, y no se asustó. Tuvo la primera en el minuto 3, conun saque de esquina rematado por Piqué; y después en una aproximaciónde Iniesta que no concretó Xavi.

El Barça tocaba y el Inter corría tras el balón, entre ellos SamuelEto'o, recibido por una gran ovación por el que su público, pero queapenas tuvo incidencia en el juego. Seguramente el camerunés sintióenvidia sana al comprobar que en el otro lado, sí jugaban a fútbol.

El Inter estaba asfixiado, no podía con la presión de Busquets y deKeita, ni con la anticipación en las bandas o de los centrales. Además,prácticamente a las primeras de cambio, los catalanes se adelantaron enel marcador y eso favoreció la excelencia de su fútbol.

En el minuto 10, un saque de esquina botado por Xavi y desviado enel primer palo por Henry permitió a Piqué adelantarse a Motta y batir aJulio Cesar. El 1-0 reforzó la concepción futbolística de losazulgrana, que se sintieron cada vez más cómodos.

Comandados por un genial Iniesta, al Inter ni se le vio. Los dos laterales (Chivu y Maicon) lo pasaron mal ante Alves y Pedro; los dos centrales (Lucio y Samuel) sufrieron ante la movilidad de Henry, hoy de nueve, y el perfil de los centrocampistas de Mourinho era eminentemente defensivo.

Y el Barça siguió a lo suyo. Tocó y tocó, la movía con muchafacilidad, recuperaba con rapidez y se plantaba claramente ante la metainterista. Xavi lanzó por encima del travesaño una falta en el 15 yPedro dio un nuevo aviso a Maicon, el lateral derecho titularde laselección brasileña, en una acción que no encontró rematador.

El resumen del futbol del Barça tuvo su concreción en el 2-0. Unajugada que aúna las virtudes del equipo. Una acción al primer toqueentre Iniesta y Xavi, un desmarque de Alves, un centro del brasileño alsegundo palo y un remate de Pedro, otra vez Pedro, ante la sorpresa deMaicon, que a partir de entonces ya le prestó atención al jugador quedebía marcar desde el principio del partido y al que apenas había vistohasta entonces.

Un 2-0 en el minuto 26 sirvió para que el Barça ganara en confianza.El Inter apenas apareció. Exhibió algún destello, alguna jugada aisladade Diego Milito, una carrera de Eto'o, alguna aproximación de Maicon,pero poco más.

Eso sí, los interistas marcaron cada vez más el territorio, unafaena en la que Lucio, Maicon, Walter y Motta se mostraron como alumnosaventajados. Antes del descanso, los números desnudaban al Inter deMourinho: un remate entre los tres palos, en el minuto 43, como únicobagaje.

La primera mitad del Barça, aún sin Ibra ni Messi, fue la mejor dela temporada. Una buena noticia para los catalanes, que ya seencontraron con otra antes de empezar el partido, con el empateregistrado entre el Rubin y el Dinamo de Kiev en Kazán, que dejaba másabierto aun la resolución del grupo.

Cambió el dibujo Mourinho, que nunca ha ganado en el Camp Nou. Pusoa Muntari, para frenar a Alves, y su equipo se fue un poco más arriba.

Sin embargo, el Barça, con pausa, sin prisa; observó la nuevasituación y pasó de nuevo a la acción. Leyó el partido Iniesta y laprimera gran ocasión del segundo tiempo también fue para los azulgrana,aunque esta vez la magnífica actuación de Julio César impidió el gol deXavi (m.54) .

Los italianos intentaron enredar el partido, el único escenario en elque parecen sentirse cómodos, pero los azulgrana ni se inmutaron. Dehecho, los catalanes son los que estuvieron más cerca del gol, ahoracon un tiro libre de Alves que volvió a sacar el meta brasileño de losinteristas (m.68) .

Dosificó su esfuerzo el Barça con el paso de los minutos. Más pase, máscontrol y ningún sobresalto. Los azulgrana controlaron la situación yconsiguieron una victoria que les acerca a los octavos de final, demomento encabezan la clasificación del grupo y disponen de muchasopciones para finalizar como primeros.

Ficha técnica:

2 - FC Barcelona: Valdés; Alves, Puyol, Piqué, Abidal (Maxwell, m.89) ; Busquets, Xavi, Keita; Iniesta (Jonathan dos Santos, m.90+4) , Pedro (Bojan, m.85) y Henry.

0 - Inter de Milán: Julio César; Maicon, Lucio, Samuel, Chivu; Zanetti, Cambiasso (Muntari, m.46) , Motta, Stankovic (Balotelli, m.71) ; Diego Milito (Quaresma, m.81) y Eto'o.

Goles: 1-0, m.10: Piqué. 2-0, m.26: Pedro. Arbitro: Massimo Busacca (Suiza) . Mostró cartulina amarilla a Motta (m.18) , Puyol (m.34) , Pedro (m.50) , Chivu (m.80) y a Zanetti (m.88) .

Incidencias: Asistieron al encuentro 93 mil 524 espectadores enpartido correspondiente a la quinta jornada del grupo F, de la primerafase de la Liga de Campeones.