Redacción
Dallas y Patriotas, dos serios aspirantes al campeonato, buscarán romper la racha invicta del otro
Cada año, no falla que el técnico o jugador de un equipo que acaba de ganar un partido salga con esta trillada frase: "Seguro, vamos a volvernos a enfrentar más tarde". Es una señal de respeto a un oponente de clase y con expectativas de ir a los playoffs.

Si alguien lo dice tras el duelo que Nueva Inglaterra disputará hoy en Dallas, pues el único significado que puede tener es por el Super Bowl. Y deberemos reconocer que se trata de una posibilidad muy fuerte, ya que ambos marchan invictos.

"No estamos muy bien familiarizados con ese equipo. Jugamos contra ellos cada tres años", declaró el entrenador de Nueva Inglaterra Bill Belichick, dicho predecible para un técnico que rara vez habla algo a fondo. Y, para ser precisos, los Patriotas y Vaqueros se miden cada cuatro años.

Pero no cabe duda que ambos son los mejores de la NFL. Indianápolis es el otro equipo que marcha invicto.

El conjunto de la "Estrella Solitaria" está arriba en una serie que tiene poca historia 7-2, pero las dos últimas ocasiones en que se han medido, Patriotas ha salido avante.

Las dos mejores ofensivas de la liga prometen dar un gran espectáculo, Dallas con promedio de 429.6 yardas por partido es el ataque número uno de la NFL, seguido muy de cerca por Nueva Inglaterra que tiene un 427.8 por juego.

La diferencia puede ser la labor de las defensivas, donde Patriotas supera a su rival al contar con la segunda mejor defensa de la liga, mientras que Vaqueros tienen a la número ocho.