Fráncfort.- El Banco Central Europeo (BCE) bajó su pronóstico sobre el curso económico en 2009 y 2010, según reveló hoy el presidente de la entidad, Jean Claude Trichet.
La institución financiera contempla ahora un retroceso en el Producto Interno Bruto (PIB) en la zona euro de entre -2,2 y -3,2 por ciento para el año en curso. En diciembre, el BCE había considerado que el retroceso sería sólo de -0,5 por ciento.

Para 2010 es probable que el PIB se ubique entre -0,7 y 0,7 por ciento, agregó Trichet. El director de la entidad habló de una recuperación gradual de la economía en 2010.

La inflación se ubicará según las previsiones claramente bajo la marca objetivo del BCE, menor que 2 por ciento, y en algunos momentos de este año podría incluso llegar a ser negativa.