Redacción
En medio del furor por lo `chino' la automotriz Beijing Automotive presentó un auto concepto muy atractivo. ¡Vale la pena verlo!
Hace algunas días te mostramos las novedades del Auto Show de Beijing 2008, con todas las particularidades de marcas locales
asiáticas y las que integran el Top Ten mundial.

Bien, entre las marcas de casa, Geely presentó el GT, un coupé conceptual que parecía ser el más emocionante de los modelos chinos vistos hasta la misma apertura de la expo de Beijing. Y puede que lo sea, pero entonces apareció un digno competidor al que debemos prestar atención: el coupé 700R, presentado por la marca Beijing Automotive, también en el Auto Show chino.

El 700R nos sorprende por su originalidad, ya que aunque estamos seguros de que después de observarlo con detenimiento encontraríamos más de una pista sobre sus fuentes de inspiración, en general este auto tiene una apariencia única y además se ve bastante bien.

El diseño del prototipo 700R es limpio y atractivo, cuenta con algunos detalles interesantes que incluyen faros afilados, estilizadas tomas de aire, una pequeñísima parrilla y un par de caderas musculosas que le dan al vehículo una presencia agresiva. El resultado general es un auto que parece sacado de un videojuego.

Lo triste del asunto es que este concepto podría no ser más que una promesa. Sin embargo, si se atreve a llegar a las filas de producción de Beijing Automotive o a salir de su país natal, su éxito podría ser grande, a pesar de la etiqueta "Made in China" a la que tanto tememos los compradores.