Universal
Al querer ayudar al veterano pítcher lo hunden más al detectar en el reporte factores inusuales para producir excelentes números en el ocaso de su carrera
¿El reporte estadístico dado a conocer hace un mes por los agentes de Roger Clemens sobre una mejoría en la parte final de su carrera fue sólo una cortina de humo? Un análisis de tal texto dice que sí.

El reporte de Clemens daba ejemplos de veteranos lanzadores mejorando sus estadísticas. Una evalución de esas conclusiones reveló varias fallas en la metodología, de acuerdo al diario The New York Times.

El agente de Clemens, Randy Hendricks, mostró un reporte el mes pasado tratando de explicar cómo un pítcher podía mejorar cuando muchos de sus contemporáneos comenzaban a decaer. Una de las metas de dicho reporte era disputar las acusasiones hechas por su el ex entrenador de Clemens, Brian McNamee, sobre el uso de esteroides hacia el final de su trayectoria.

"La longevidad de Clemens se debe a su habilidad de ajustar su estilo de pitcheo mientras envejecía, incorporando el split finger para compensar la falta de velocidad en su recta", indicaba el reporte de Clemens.

Los profesores de la Universidad de Pennsylvania Eric Bradlow, Shane Jensen, Justin Wolfers y Adi Wyner escribieron sus conclusiones. El grupo señala que mientras el reporte utilizaba los ejemplos de pitchers como Nolan Ryan, Randy Johnson y Curt Schilling, que lucieron en las partes finales de sus carreras, "el reporte de Clemens artificialmente minimiza las posibilidades de que hay algo inusual en sus números".

Los profesores también indicaron que había algo raro en las estadísticas de Clemens.

"Nuestra lectura nos dice que la estadística disponible de Clemens señala que hubo factores inusuales en juego para producir sus excelentes números en el ocaso de su carrera".

Los profesores de Penn utilizaron su propia evaluación de lanzadores que han tenido vigencia similar a la de Clemens, con parámetros que incluyeron al menos 10 salidas en al menos 15 temporadas y acumulan al menos tres mil entradas desde 1968. El grupo se redujo a 31 lanzadores.

La evaluación se enfocó en comparar dos estadísticas comunes como el promedio de carreras limpias admitidas y el radio de pasaportes y hits por cada nueve entradas, para el grupo muestra en el que encaja Clemens.

Los porfesores encontraron que el éxito hacia el final de la carrera de Clemens era estadísticamente inusual. La mayoría de los pitchers en esta categoría alcanzaron su tope deportivo a los 30 años, mientras que su declive comenzaba a mediados de los 30, cerca de la época en la que Clemens ha sido acusado de utilizar sustancias ilegales para mejorar su rendimiento. Clemens ha negado categóricamente el uso de esteroides.