Someten a una intervención quirúrgica al máximo jerarca de la iglesia católica luego de resbalarse y caer en su casa de descanso. Los médico revisan la muñeca derecha del pontífice, que sufrió una fractura
AOSTA, Italia.- El papa Benedicto XVI fue sometido el viernes a una operación tras resbalar y fracturarse la muñeca derecha en su habitación, durante sus vacaciones en los Alpes, informó el vocero de un hospital.

Tiziano Trevisan, vocero del hospital Umberto Parini en Aosta, dijo que el Papa fue operado en la muñeca para reducirle la fractura. El propósito, dijo Trevisan, es realinear los fragmentos del hueso quebrado.

Los médicos proyectaban darle a Benedicto XVI ''sedantes livianos'', aunque podrían aplicarle anestesia mayor a medida que progrese la operación, dijo el vocero.

Trevisan señaló que los médicos tomaron una radiografía de la muñeca derecha del papa, y encontraron una pequeña fractura.

''El Papa quedará algunas horas (en el hospital) mientras los médicos tratan su fractura. Luego permanecerá bajo observación'', posiblemente ''por algunas horas más'', dijo Trevisan.

Benedicto XVI se ha mostrado sano durante su pontificado de cinco años. No se ha informado de problemas de salud en el octogenario.

El Papa se hallaba de vacaciones desde el lunes en un chalet en la aldea de Les Combes, en la región del Valle d'Aosta, cerca de la frontera francesa.